Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El continente africano ya se asoma al ciclismo mundial

Logotipo de AS AS 03/04/2014 J. A. Ezquerro

El argelino Marcel Molinès fue el primer corredor de nacionalidad africana en ganar una etapa en una grande, en el Tour de 1950. Desde entonces, el ciclismo en África creció muy lentamente, pero ha dado un salto de calidad en los últimos años. Ayer, la organización de la Vuelta anunció la invitación para la edición de 2014 (junto a Caja Rural, Cofidis e IAM) del MTN Qhubeka sudafricano, lo que supondrá la primera inscripción de un equipo de origen y estructura africana en una gran ronda. El Barloworld, de procedencia sudafricana, disputó Giro y Tour con licencia británica.

El MTN nació en 2007 gracias al patrocinio de la mayor empresa de telecomunicaciones de su país, con base en Johannesburgo. Su segundo sponsor, Qhubeka, fabrica bicicletas. Aparte, Samsung colabora con el proyecto, lo que ofrece una idea de su desarrollo e interés por la internacionalización. En 2013 logró en la San Remo su triunfo más importante hasta la fecha, con la firma del alemán Gerald Ciolek. Actualmente cuenta con algunos de los mejores exponentes salidos de África (18 de un grupo de 25), como Augustyn, Van Rensburg, Teklehaimanot (el primer africano negro en la Vuelta, con el Orica en 2012), Debesay o Grmay. También hay un español: el manchego Sergio Pardilla, de 30 años, pertenece a su plantilla desde 2013.

Aunque la pasada campaña ya se especuló con que el MTN recibiera una wild card para el Giro tras su exitosa Milán­-San Remo, su oportunidad en la élite no ha llegado hasta que el NetApp renunció a la ronda española para centrarse en el Tour. En la presente temporada llevan tres victorias, a cargo de Ciolek, Meintjes y Debesay.

BALUARTES. El alemán Gerald Ciolek, ganador de la Milán-San Remo de 2013, y el eritreo Daniel Teklehaimanot, fichaje del MTN para 2014, con los colores de su equipo. © MTN BALUARTES. El alemán Gerald Ciolek, ganador de la Milán-San Remo de 2013, y el eritreo Daniel Teklehaimanot, fichaje del MTN para 2014, con los colores de su equipo.

Alegría. Staff y corredores del MTN Qhubeka han mostrado su entusiasmo por esta noticia. Doug Ryder, mánager de la formación, habló de “la consolidación de un sueño”: “Siempre tratamos de alcanzar las carreras más prestigiosas. Con la inclusión en la Vuelta comenzamos a cumplir nuestras esperanzas”. Por su parte, Pardilla señaló la ambición de su escuadra: “El reto del MTN es hacer crecer a los jóvenes talentos africanos para que el equipo participe en un futuro en el Tour con gente de su continente”.

Desde Hunter hasta Froome y el boom eritreo

En 1999, el sudafricano Hunter sumó la primera de sus dos etapas en la Vuelta. En 2007 se llevó otra en el Tour. Hasta la irrupción de Froome, nacido en Kenia, criado en Sudáfrica y con pasaporte británico, sus compatriotas Impey y Augustyn eran quizá los mejores embajadores de África. Sin embargo, el boom se ha producido en Eritrea (antigua colonia de Italia, de ahí su pasión por las bicis), con ciclistas como Teklehaimanot, Debesay, Kudus o Berhane (el primero de raza negra en conquistar una ronda por etapas, la Vuelta a Turquía 2013). Carreras como los Tours de Faso, Gabón, Eritrea, Ruanda o Marruecos también han crecido con fuerza en el circuito UCI africano.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de As.com

image beaconimage beaconimage beacon