Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El contrato de Neymar le obliga a aprender catalán

El Economista El Economista 11/04/2016

Neymar celebra un gol con la camiseta de la señera. © EFE Neymar celebra un gol con la camiseta de la señera. Football Leaks ha desvelado este lunes uno de los contratos más jugosos del fútbol mundial, el de Neymar Junior. Más allá de detalles económicos como el salario del jugador, su cláusula de rescisión o su prima de fichaje, este documento revela otros asuntos colaterales que también llaman la atención, como su relación con Cataluña o la obligación de llevar una vida acorde a su profesión.

En cuanto al primer aspecto, al de su relación de Cataluña, hay que destacar que el contrato de Neymar fija que el jugador está obligado a integrarse en el entorno cultural del equipo blaugrana y, más en concreto, a aprender catalán. Así lo fija el punto 1.3.7 de este documento:

"Realizar los máximos esfuerzos para integrarse en la sociedad catalana respetando y asumiendo los valores culturales de la misma, comprometiéndose especialmente en el aprendizaje de la lengua catalana, vehículo fundamental para la mencionada integración. Por su parte, el club pondrá los medios necesarios para favorecer esta ingegración, formando al jugador en el conocimiento del catalán.

Dichas obligaciones (el incumplimiento de las cuales, se debe calificar como falta leve, grave o muy grave según el caso) en ningún caso son tasadas y, por tanto, las únicas que debe cumplir el jugador."

A día de hoy, casi tres años después de que Neymar firmase por el equipo blagurana, el jugador no ha dado muchas muestras de esta integración, al menos en lo que se refiere al uso del catalán.

Una vida correcta

Además de estos aspectos, llama también la atención que el Barça haya incluido que el jugador esté obligado a llevar una vida adecuada a sus exigencias profesionales de tal manera que no pueda realizar actividades de riesgo (algo, eso sí, frecuente en estos contratos) o que deba vestirse y comportarse en función de lo que le exija el cuerpo técnico.

Neymar, por lo tanto, no puede "incumplir las normas de vestuario o instrucciones recibidas del cuerpo técnico relativas a descanso, horarios, atención a los medios o culaquier otras que estén expresamente cualificadas como de "estricto cumplimiento"".

También se prohíbe que participe en quinielas o apuestas de todo tipo siempre y cuando participe el Barça o cualquiera de sus secciones.

MÁS EN MSN

-El chollo de Neymar por firmar con el Barça

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon