Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El contrato que le falta a Cristiano

ABC ABC 29/04/2016 Tomás González-Martín
Cristiano sabe que en ningún otro club alcanzará el nivel del Real Madrid. © Reuters Cristiano sabe que en ningún otro club alcanzará el nivel del Real Madrid.

Fichó por el Real Madrid en 2009. Fue presentado al lado de Di Stéfano, con su mítica garrota, y de Eusebio, el ídolo nacional portugués, en un Bernabéu lleno, como si se disputara la final de la Champions. En estos siete años, Cristiano, «el hijo de Dolores», como decían en su barrio de Funchal, ha superado la cifra de goles de Di Stéfano (308) hasta alcanzar los 360. Y ha adelantado a su compatriota luso como estandarte futbolístico del país.

Ha firmado dos grandes contratos con el club, en 2009 y en 2013, cuando renovó por cinco años sin haber dejado acabar el primero. Ahora restan dos temporadas para finalizar ese segundo convenio y en el verano comenzará a dilucidarse su futuro a largo plazo. Es la filosofía del Real Madrid, estudiar el porvenir de sus profesionales con dos años de antelación. Y la posición de la entidad es rotunda: desea negociar la continuidad de su estrella por uno o dos años más, hasta 2019 o 2020.

La casa blanca dialogará con el futbolista a partir de la próxima pretemporada, en julio, nunca ahora. «Pensamos que Cristiano se retirará aquí», señala el Real Madrid. «Pero se hablará con tranquilidad iniciada la siguiente campaña. Actualmente, el club, el jugador, el entrenador y el equipo, estamos centrados en intentar ganar la Champions y en conquistar la Liga».

Nivel aeróbico: 28 años

La entidad apuesta por la renovación de su abanderado porque solo tiene 31 años en el pasaporte. Es un portento físico, se cuida mejor que nadie para extender su rendimiento. Su alimentación y sus entrenamientos pretenden la longevidad deportiva y los análisis biológicos expresan que la estrella posee el potencial y el nivel de recuperación aeróbica de los 28 años.

La otra visión de la noticia es que Ronaldo también quiere renovar con el Real Madrid. Su política de actuación concuerda con la que ejecuta la casa: iniciar las conversaciones dos años antes del final de cada contrato. Con tiempo. Tiene 31 años, un acuerdo sellado hasta los 33 y pretende definir su porvenir hasta los 35 o los 36.

El buque insignia de la plantilla está de acuerdo en la postura futbolística de los técnicos de la entidad: «En ningún otro sitio rendirá como lo hace en el Real Madrid. La calidad del equipo, que es una constante, y la Liga española son los lugares ideales para que Cristiano consiga los goles que ha logrado». El fútbol de ataque en un conjunto que solo aspira a ganar es el marco idóneo para el portugués. Lo tiene asumido. Si se marcha a otro campeonato y a otro club será por dinero, no por razones futbolísticas. Y el delantero se siente físicamente capacitado para funcionar al máximo nivel hasta los 35.

«Cristiano puede jugar hasta los 40 años», aduce su representante,Jorge Mendes. «Es lo que más le gusta en esta vida», destaca el agente FIFA. «Solo vive para esto, para continuar jugando. Y puede rendir a tope hasta los 35 como mínimo», rubrica. El club medita extender el contrato hasta 2020, cuando cumplirá esa edad.

¿Precio?: Trae mil millones

La casa blanca sabe lo que opina su estandarte y se encuentra tranquila respecto a su futuro. Las dos partes no han parado de escuchar desde 2010 las múltiples ofertas de traspaso que presuntamente llegan al Bernabéu desde los mentideros de Fleet Street, desde el United al City pasando por el Chelsea. El PSG de Nasser Al-Khelaifi, amigo de Florentino Pérez, es el otro supuesto frente de propuestas por su fichaje. En la última ocasión se publicó incluso que Cristiano voló a París nada más marcar el 3-0 al Wolfsburgo para negociar con el propietario de club francés. Florentino Pérez sonreía cuando escuchaba las alarmas. Todo era una falsedad. El luso viajó a París para realizar anuncios publicitarios y cenó con muchas personas, entre ellas un representante del PSG. El Real Madrid dio el permiso para ese viaje.

Hay un punto de partida que rompe cualquier estratagema ante la institución de Concha Espina: su cláusula de rescisión es de mil millones de euros. Quien desee fichar al luso tendrá que pagarla o negociar con el presidente. «Trae mil millones», fue una frase conocida del presidente ante una pregunta por su precio. El deseo del directivo y del goleador es rubricar su continuidad. Ahora no desviarán su atención en este asunto. Hay una Copa de Europa y una Liga en juego. Y Ronaldo piensa solo en su recuperación.

¿Llegará Cristiano a 500 goles? Lleva 360. Es su meta si renueva la próxima temporada. En ningún otro lugar marcará 50 dianas por campaña.

MÁS EN MSN

-Cristiano desnuda a los servicios médicos del Real Madrid

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon