Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El coste del fichaje de Neymar podría llegar a los 169,9 millones

AS AS 03/06/2014 Santi Giménez
Neymar no puede olvidarse ni en Brasil de los problemas del club con el fisco. © AFP Neymar no puede olvidarse ni en Brasil de los problemas del club con el fisco.

El verano, esa época de esperanza tanto para los clubes que reforman sus plantillas con la mejor de las intenciones como para los jugadores que tienen el honor de disputar el Mundial, se avecina negro, negrísimo para el Barça y para Neymar. Ayer, se produjo la explosión descontrolada de la segunda parte del Caso Neymar. La Agencia Tributaria remitió al juez Pablo Ruz un informe en el que concluye que la entidad azulgrana cometió un delito fiscal por valor de 9,1 millones de euros. El verano se pone cuesta arriba para el Barça y el Mundial no va a ser un bálsamo para el crack brasileño.

El precio del fichaje, en el peor de los casos para el club azulgrana, podría ascender hasta los 169,9 millones de euros, cifra que se obtiene de la suma de los siguientes conceptos: derechos federativos (17 millones), indemnización (40), bonus (10), comisiones del padre (2,7), Balón de Oro (2), patrocinios (4), fines sociales (2,5), posibilidad de tanteo a jugadores del Santos (7,9), scouting en Brasil (2), amistoso (4,5), provisión Hacienda (13,5), delito fiscal (9,1) y multa máxima por el delito fiscal (54,6).

El pasado 20 de enero, Sandro Rosell comparecía en el Auditori 1899 para presentar el proyecto de remodelación del Camp Nou. Seguro, prepotente y confiado, Rosell despreció cualquier pregunta sobre el caso Neymar, que esa misma mañana había sido admitido a trámite por la Audiencia Nacional.

Desafiante, el entonces presidente barcelonista pidió al juez Pablo Ruz que le llamara a declarar. Plegaria atendida. Con retraso, pero atendida. La frase estrella de ese día por parte de Rosell fue: ”Neymar costó 57,1 millones y punto final. Ya está bien de hablar de este tema”

Casi cinco meses después, Rosell deberá presentarse a declarar como imputado ante el juez. Será el 13 de junio coincidiendo con el España-Holanda, cuando Rosell y su persona de máxima confianza en el club, Antoni Rossich (el director general, que actuará en representación del club, también imputado) se sentarán ante Ruz para explicar esa “ingeniería contractual” de la que tanto alardeaban.

Tres días después de pedirle al juez que le llamara a declarar y de despreciar a los periodistas que le preguntaban, Rosell presentaba la dimisión sin aclarar los motivos de la misma. Al día siguiente, ya con Josep Maria Bartomeu de presidente, los números cambiaron. Del “57,1 y punto” se pasó a admitir en un ejercicio de “striptease financiero” según Zubizarreta que la operación había costado 86,2 millones. Ese día dejó para la historia blaugrana otra frase memorable. La pronunció Raül Sanllehí, director del área de gestión de fútbol del club: “Estos números se han hecho a conciencia. Están bien. No se han hecho chupando un boli”. Se ve que la Agencia Tributaria piensa lo contrario.

Bartomeu, en capilla. De momento, la Audiencia se reserva cinco días para ampliar la demanda a otras personas, pero todo apunta a que tanto Josep Maria Bartomeu, presidente actual (antiguo vicepresidente deportivo) como el vicepresidente económico Javier Faus también serán imputados y llamados a declarar por supuestos delitos de apropiación desleal y administración desleal. Estas causas se derivarían de dos de los siete contratos que el Barça firmó con el entorno de Neymar. Concretamente de los de Scouting de jugadores y el de Búsqueda de patrocinadores, por los que se pagaban cantidades milonarias (8 millones de euros en total) a cambio de ningún resultado. El fiscal sospecha que eso era un pago simulado de salario.

Los sectores más cándidos del barcelonismo esperaban ayer una reacción del Barça en cualquiera de sus formas. No hubo nada. Preparan su defensa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon