Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El declive de Valentino Rossi

El Periódico El Periódico 17/10/2016 Emilio Pérez de Rozas
Rossi lleva siete años sin ganar el Mundial de Moto GP. © Getty Rossi lleva siete años sin ganar el Mundial de Moto GP.

El pasado 5 de junio, 24 horas después de que el joven mallorquín Luis Salom perdiese la vida en el circuito de Montmeló, el veterano italiano Valentino Rossi (Yamaha) tuvo el hermoso detalle de tenderle la mano al joven catalán Marc Márquez (Honda) como primer paso para hacerle la vida más fácil a los demás y, muy especialmente, bajar la tensión del ambiente que se vivía en el ‘paddock’ del Mundial de MotoGP desde que el ‘Doctor’ señalase, a finales de la pasada temporada, al ‘nen de Cervera’ y al mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha) como los causantes de que perdiese su décimo título mundial.

Pero, por lo que se ha seguido viendo y oyendo, aquel fue un gesto de cara a la galería pues, dos meses después, en declaraciones al canal de televisión británico BT Sport, Rossi insistía en que “aquel título me lo robaron y todo el mundo lo vio”. Y es que ‘Vale’, a medida que se ha ido haciendo mayor y, sobre todo, desde que ya no gana con la asiduidad de antes (su último título data de 2009), ha dejado de ser magnánimo y afronta sus últimos años en activo tratando de justificar su declive y, muy especialmente, la superioridad que, a lo largo de los últimos cuatro años, en los que ha ganado tres de los cuatro cetros de la categoría ‘reina’, ejerce Márquez, el debutante y piloto más precoz de la historia.

Rossi sumó, el pasado domingo, en Motegi (Japón), su cuarto cero en una misma temporada: Austin, Mugello (donde no fue culpa suya, pues se rompió el motor de su Yamaha), Holanda y Motegi. Tantos errores, tantos fallos, no se le veían a Rossi desde su primer año en Ducati (2011), donde también cosechó cuatro ceros: Japón, Australia, Malasia y Valencia. Rossi ni siquiera supo explicar ayer qué había ocurrido para que se cayese cuando solo se llevaban disputadas seis vueltas. “Me he dado cuenta de que me había caído cuando ya estaba en el suelo. Ha sido una caída incomprensible para mí, pues no estaba forzando en absoluto”.

Rossi, que ha convertido la pelea con Lorenzo por el subcampeonato del mundo como si se tratase del auténtico título mundial (“no tiene tanto valor, claro, pero me motiva mucho, quiero acabar como la primera Yamaha”), lleva una ventaja notable sobre Lorenzo, que también se cayó y también suma este año cuatro ceros, pues le distancian 14 puntos cuando restan 75 por decidirse: Phillip Island (Australia), Sepang (Malasia) y Cheste (Valencia). Hacía siete años que Yamaha no perdía, por caída, a sus dos pilotos.

Eso sí, Rossi elogió la manera en que Márquez se ha coronado como el más joven tricampeón de la máxima categoría. “Por supuesto que Marc se merece el título, no solo ha sido el más regular a lo largo de toda la temporada sino que, además, ha sido el más veloz y el que más grandes premios ha ganado”, dijo el ‘Doctor’ en uno de los pasillos del trazado de Motegi, mientras decenas y decenas de seguidores le esperaban para saludarlo y pedirle autógrafos.

Pero Rossi dijo algo más y muy sorprendente. “Me sabe mal decirlo, pero nunca he estado en condiciones de pelear por el título. Hoy (por el domingo), tenía muy claro que ser segundo no me servía para nada. Me sentía bien, me sentía cómodo y, sí, creo que hubiera sido muy difícil, mucho, superar a Marc, pero me hubiera encantado poder intentarlo”.

Se da la circunstancias de que el nuevo Marc Márquez, un auténtico prodigio de regularidad y un piloto que se ha caído mucho este año pero siempre en entrenamientos, es, en estos momentos, el único piloto de los 85 que toman parte en las tres categorías del Mundial, que ha puntuado en todos los grandes. Es más, se cayó en Le Mans (Francia), se levantó y cruzó la meta en 13 posición, sumando los tres puntos que, el domingo, le permitieron proclamarse tricampeón, ya que de no haber logrado ese pellizco de puntos, ahora viajaríamos a Phillip Island (Australia) con Rossi aún vivo al estar a 74 puntos de Márquez y no a los 77 que le han permitido al catalán proclamarse tricampeón a tres citas de la finalización de la temporada

MÁS EN MSN

-El milagro de Márquez

PROMOCIONADO Consigue tu pack Xbox One S con FIFA 17

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Visita la web de El Periódico

image beaconimage beaconimage beacon