Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El desquite de Zubizarreta

SPORTYOU SPORTYOU 28/10/2016 Iñaki Cano
El desquite de Zubizarreta © Getty Images El desquite de Zubizarreta

Andoni Zubizarreta y el Olympique de Marsella se han unido con el fin de que el club regrese a un pasado no muy lejano, donde el equipo dominaba en la Ligue 1 e incluso asustaba en Europa. Con la llegada del nuevo propietario del OM, Frank McCourt, el club ha iniciado un proceso de transformación que ha comenzado por unos cimientos deportivos destrozados con tantos vaivenes de dueños y entrenadores, que daban órdenes erróneas a la afición y a los jugadores. Con la llegada de Zubizarreta los aficionados del OM lo que se aseguran es a un director deportivo con el gusto definido y que coincide con el dueño y con en el entrenador. Según ha comentado a Sportyou el flamante fichaje horas después de su presentación: "Llevábamos trabajando una semana y coincidimos en los gustos por este deporte. A Rudi García le gusta el fútbol como a mí".

Zubizarreta ha labrado su carrera como director deportivo del Athletic Club y del Barcelona. Es un experto de los despachos en la parcela deportiva. Cuando salió del Barça confesó los motivos de su despido: “No fue por una cuestión profesional, ni por el trabajo, ni por la confección de la plantilla y tampoco por una falta de implicación. Estoy fuera por la política del fútbol. En esa parcela no me desenvuelvo bien. Es una parte oscura en la que tengo carencias y no me interesa mejorar. Ni antes ni ahora me gustaron. Creo que sé de fútbol y de jugadores. Lo que rodea me preocupa, pero no es mi terreno. Lo siento”.

Ahora, su siguiente parada está en Marsella. Volverá a un terreno que domina. Su trabajo como director deportivo en el Athletic Club fue exitoso para los profesionales y pasó algo desapercibido para el aficionado. Con él regresó Jupp Heynckes al banquillo de San Mamés y el Athletic salió de una crisis de cantera, que ahora, 12 años después, vuelve a dar sus frutos con Ernesto Valverde, un entrenador por el que apostó cuando nadie creía en él. En el despacho rojiblanco sólo estuvo tres temporadas pero dejó una impronta de trabajar que hoy en día, aunque no lo reconozcan, siguen desarrollando porque funcionó y sigue dando frutos.

Salió del Athletic Club al fallecer Javier Uria, el presidente que confió en él. No dejó Bilbao por los resultados o por su negligencia laboral. Unas elecciones le sacaron del despacho en el que había unas directrices escritas y que han sido respetadas por sus sucesores. Con esa mismo manual aterrizó en Can Barça y su trabajo también fue exitoso. En el Barça, pocos reconocieron su gran labor y sí los fichajes que no triunfaron como Song, Douglas o Vermaelen. Es bueno recordar que Zubi también tiene mucha culpa de que el Barça no se desintegrase tras la marcha de Guardiola y el posterior fallecimiento de Tito Vilanova.  Los culés necesitaban un entrenador puente y el vitoriano fichó a Martino, que al final no respondió a lo que se esperaba. Entonces, Zubizarreta se la jugó con Luis Enrique pese a la oposición de sus jefes.

Bajo su mandato, el club ha conseguido reunir a la que todo el mundo considera mejor delantera del mundo con Suárez, Neymar y Leo Messi. Bravo, Mascherano, Alba, Ter Stegen, Rafinha y Rakitic también fueron sus fichajes. Con él en el despacho, el Barça ganó una Champions, dos Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, una de Europa y un Mundial de Clubes. Pero, otra vez, su ‘torpeza’ al moverse mal por los pasillos y una derrota en San Sebastián le ‘culparon’ y le despidieron. Aún hoy, nadie en el club ha sabido explicar los motivos por los que dejaron en enero de 2015 de contar con él.

Pero eso ya es historia. Desde el jueves, Andoni Zubizarreta vuelve al despacho. Llega a un Olympique necesitado de orden interno. Lo primero que hizo Frank McCourt, el nuevo dueño, fue fichar a Rudi García para el banquillo, anunciándole que si aceptaba el puesto sería para trabajar codo a codo con Zubizarreta. El entrenador francés no puso una sola pega porque sabe quién es el portero internacional. En la presentación del nuevo director deportivo, el presidente del Olympique, Jaques-Henry Eyraud, dijo que Zubizarreta es un dirigente brillante avalado por su trayectoria profesional: “Con él en el Barça, llegaron Luis Suárez y Neymar. Andoni tiene un perfil ideal para lo que pretendemos hacer en este club”.

A Zubizarreta, quien anunció hace quince días a sus jefes de beIN Sports que estaba negociando su vuelta a los despachos del fútbol, no le costó aceptar el cargo pese a saber lo complicada de la operación. “Estoy ilusionado y espero estar a la altura del Olympique de Marsella. Este es club con alma y con un gran corazón", dijo. En la presentación se la ha visto como a un niño con zapatos nuevos, pero sabiendo lo mucho que se juega, tal y como ha comentado a SportYou mientras descansaba después de la presentación: "Vamos a ver cómo nos va. En el fútbol antes de comenzar a trabajar se nos exigen resultados. Ya lo sabía cuando le dije al OM que aceptaba el cargo".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon