Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dilema de Zidane con Nacho

SPORTYOU SPORTYOU 21/11/2016 Julián Ávila
El dilema de Zidane con Nacho © Getty Images El dilema de Zidane con Nacho

Hace un par de años, Vicente del Bosque fue criticado porque citó a Nacho Fernández para formar parte de una convocatoria de la selección española. La tormenta fue desatada por quienes le acusaban de llevar a jugadores del Real Madrid o por otros, más puristas, que se preguntaban qué hacía un suplente entre los elegidos para defender la camiseta de España.

Ahora, meses más tarde, nadie se hizo esa misma pregunta cuando Nacho apareció en la alineación titular del Real Madrid para enfrentarse al Atlético en el Vicente Calderón. Nacho ha pasado de ser ese jugador cumplidor, que hace todo bien y que no protesta al que pide a gritos un hueco entre los elegidos que salen en el once inicial. Es tan cierto que tiene una competencia brutal con Sergio Ramos, Pepe y Varane como que está capacitado para que Zidane deposite toda su confianza en él.

¿Qué más tiene que demostrar? Nada. Sólo esperar que Zidane le ponga. Hay motivos para ello. De las dos plazas en el centro de la zaga, Sergio Ramos tiene asignada una y por la otra deberían pelear los tres centrales restantes. Pepe debería ser el cuarto en la lista de opciones. Es el más veterano y, con vistas al futuro, debe convertirse en el tapahuecos cuando alguno de los titulares esté fuera del equipo, bien por sanción o por lesión. La duda razonable sería entre Varane y Nacho. Ahí, el canterano está mostrando mayor regularidad cuando ha aparecido en el equipo mientras que el francés no ha logrado mantener las mismas constantes y ha gozado de muchas oportunidades por los distintos entrenadores.

La apuesta más lógica en la pareja de centrales sería Sergio Ramos-Nacho por varios motivos. El primero, por nivel futbolístico; el segundo, porque ofrece una serie de prestaciones que son complementarias con Ramos; el tercero, porque es un jugador que concede poco y apenas comete errores; y cuarto, porque es de la cantera, un elemento que viene echando en falta la afición que no se reconoce en muchos de los jugadores que actúan últimamente en el Real Madrid.

MÁS EN MSN

-Así fue la discusión entre Cristiano y Koke

-Los memes de la celebración de Cristiano Ronaldo ante el Atlético de Madrid

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon