Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El dueño de los Clippers ataca a Magic Johnson: "Tiene sida"

AS AS 13/05/2014 DPA
Donald Sterling durante su entrevista en la CNN. © Reuters Donald Sterling durante su entrevista en la CNN.

El dueño de Los Angeles Clippers, Donald Sterling, eclipsó sus disculpas por los comentarios racistas que le costaron una sanción de por vida de la NBA con un duro ataque contra el ex jugador Magic Johnson.

"Actúa como un santo. Hizo el amor con todas las chicas en todas las ciudades de Estados Unidos y tiene sida", dijo Sterling en una entrevista que emitió hoy la cadena CNN.

"¿Qué tipo de persona va a todas las ciudades, tiene sexo con todas las chicas y entonces pilla el sida? ¿Es alguien a quien queremos respetar y del que queremos hablar a nuestros hijos?", lanzó Sterling.

"Debería avergonzarse de sí mismo. Creo que debería pasar al olvido. ¿Qué hace por la gente negra? No hace nada", añadió sobre Johnson, leyenda del baloncesto y protagonista indirecto del escándalo que sacude a este deporte y el país desde hace más de dos semanas.

La NBA impuso a Sterling el 29 de abril el castigo más duro de la historia de la liga pocos días después de que se publicara una grabación en la que el multimillonario hacía comentarios racistas al reprobar que su supuesta novia hubiera colgado en la red social Instagram una foto junto al mítico ex jugador afroamericano Magic Johnson.

"Me molesta mucho que quieras transmitir que te relacionas con personas negras. No lo pongas en Instagram para que el mundo lo vea y no lo traigas a mis partidos", dijo Sterling a su supuesta amante.

Esas palabras provocaron una ola de críticas y que la NBA quiera expulsar a Sterling de la liga.

"Si dije algo equivocado, lo siento", afirmó en la entrevista Sterling, dueño de los Clippers desde 1981. ¿Ha hecho todo lo que puede para ayudar a las minorías? No lo creo. Es genial, sólo que no creo que sea un buen ejemplo para los niños de Los Angeles", afirmó sobre Johnson.

Es la primera vez que Sterling, de 80 años, habla tras la publicación de la grabación, pero si buscaba el perdón por lo que consideró un "terrible error", difícilmente lo encuentre tras las duras palabras contra Johnson, personaje muy querido tanto fuera como dentro de Estados Unidos.

El 7 de noviembre de 1991, Johnson, entonces estrella de Los Angeles Lakers, con los que ganó cinco anillos, anunció que era portador del VIH, el virus del sida, y que se retiraba del baloncesto. Desde entonces ha recaudado fondos contra la enfermedad y se ha convertido en un próspero hombre de negocios.

El domingo, Johnson regresó por primera vez tras el escándalo a la cancha de los Clippers, a la que Sterling tiene prohibido el acceso.

Sterling culpó a Johnson de su tardía petición de disculpas. "Me dijo: 'Espera, ten paciencia, te ayudaré, lo solucionaremos'", afirmó en la entrevista grabada el domingo.

Johnson es copropietario del equipo de béisbol Los Angeles Dodgers y aunque tras el escándalo dijo que Sterling debería vender los Clippers, negó estar interesado en comprarlo.

"Soy una buena persona que cometió un error, me disculpo y pido perdón", dijo a CNN el octogenario multimillonario, que no cree que los dueños del resto de los equipos quieran retirarle la propiedad de los Clippers. Para que ello se produzca, el 75 por ciento de los propietarios debe votar en su contra, tal y como desea la NBA.

La situación de su esposa. La mujer de Sterling, Shelly, asegura que desea mantener su 50 por ciento, pero tanto los jugadores como la liga han dejado claro que no quieren a ningún miembro de la familia al mando.

Sterling afirmó que sus jugadores aún lo quieren. "Por supuesto, ellos saben que no soy un racista y no lo soy", aseguró el abogado que amasó su fortuna con el negocio inmobiliario.

El multimillonario se enfrentó en los últimos años a varias denuncias por discriminación racial en el alquiler de sus apartamentos y en el trato con sus trabajadores y por acoso sexual.

"No soy un racista, cometí un error terrible, terrible y estoy aquí para disculparme y pedir perdón a la gente que he hecho daño", dijo al periodista Anderson Cooper.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon