Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El enigma de Alonso

El Economista El Economista 10/06/2016 Marco Canseco
Alonso va a valorar su permanencia en la F1. © Reuters Alonso va a valorar su permanencia en la F1.

"Lo he dicho varias veces ente año en entrevistas, pero hay veces que parece que tiene más trascendencia". Fernando Alonso intentaba minimizar esas declaraciones en las que se pone fecha límite para decidir si sigue o no en la F1.

"Es algo obvio", se excusa el asturiano: "acabo contrato el año que viene y no voy a tomar hoy una decisión de que lo voy a hacer en 2018 si aún estamos en junio de 2016. Un poco de paciencia, a ver cómo van las cosas el año que viene, cómo es esta nueva Fórmula 1 con los cambios de aerodinámica, con los Pirelli más anchos... A ver cómo son esos coches de conducir y el verano del año que viene veré. Ojalá siga muchos años y ojalá pueda ganar ese tercer título", dice deseando hallar motivos.

Pero hay algo más que lleva ya tiempo barruntando sin esconderlo. Fernando no se divierte ahora, los coches actuales le trasmiten muy poco y menos los neumáticos que han acabado con las emociones de los pilotos.

"La F1 actual un poco frustrante, teniendo que conducir guardando cosas, algo que va contra tu instinto", insistía ayer de nuevo. "Dependiendo de cómo sean los coches nuevos, decidiré tras el verano del año que viene", emplaza.

No es casualidad que el lunes colgara en su cuenta de Instagram una foto en la que aparece delante de una vía de tren que se bifurca en dos direcciones un poco más allá. Son esos enigmas que a Alonso le gusta plantear de vez en cuando y que dejan pistas sobre lo que pasa por su cabeza.

Nuevos horizontes

Quizá busca seguir pilotando, divertirse de nuevo, un calendario corto con pocas carreras, mantener un nivel muy digno de ingresos, una nueva vida dentro del automovilismo. Es un deporte que permite seguir en otras especialidades hasta rebasar ampliamente la cincuentena y Fernando tendrá sólo 36 en septiembre de 2017.

Marca ya publicó hace meses que Alonso va a valorar su permanencia en la F1, que no le van a faltar ofertas para hacerlo (de McLaren y de otros) y que no quiere seguir por pura inercia, sino por motivos deportivos sólidos.

De momento, renueva su optimismo y espera que el proyecto de McLaren Honda de 2017 acabe por convencerle. "No creo que sea improbable que estemos luchando por el campeonato el año próximo, ¿quién sabe?", plantea.

"El cambio de reglas abre una posibilidad para todos nosotros y tenemos una buena oportunidad para recuperar terreno. Creo que tenemos unos meses ahora para mejorar el motor y eso es importante para recuperar la potencia que nos falta. Para el próximo año está todo muy abierto, no soy pesimista, no hay nada que me diga que no podemos estar en esa pelea. todo es posible", dice sobre McLaren. "Creo que acerté al venir", repite de nuevo.

MÁS EN MSN

-Alonso, el ocaso de una leyenda

Ferrari, con el agua al cuello

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon