Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El envite de Morata a Zidane

SPORTYOU SPORTYOU 30/10/2016 Julián Ávila
El envite de Morata a Zidane © Getty Images El envite de Morata a Zidane

La BBC se ha convertido en una trituradora. Los galones de Cristiano Ronaldo, Benzema y Gareth Bale han cerrado, cierran y cerrarán la progresión de muchos compañeros. La decisión de alinear a los jugadores les corresponde a los entrenadores. En este ocasión esa responsabilidad ha recaído en Zinedine Zidane, quien también ha sucumbido a la teoría de que juega el futbolista que mejor en forma se encuentra.

Los tres delanteros del Real Madrid son muy buenos. Eso no discute nadie pero si que genera debate, sobre todo cuando Karim Benzema, el más irregular de la BBC, no pasa por su mejor momento. La bula presidencial del delantero francés con la totalidad de los técnicos, incluido José Mourinho, ha ido cerrando la puerta de futbolistas como Gonzalo Higuaín, el Chicharito Hernández o Jesé en el pasado. Ahora, Zidane se sienta en el banquillo y acata la ley a pies juntillas aunque sea perjudicando a Álvaro Morata.

El delantero ha sido rescatado por el Real Madrid de la Juventus pese a la cantidad de ofertas que tenía de otros grandes clubes de Europa. Su idea era la de pelear con Karim por el puesto de delantero centro, desoyendo los consejos de las voces que auguraban una lucha desigual. El tiempo es el juez más cruel. El inicio de temporada ha sido buenísimo hasta el punto de ser el máximo goleador del equipo, empatado con Cristiano Ronaldo, sumando todas las competiciones y la realidad dice que es suplente.

De nada ha servido sus goles salvadores ante el Sporting de Portugal o el Athletic de Bilbao o el doblete ante la débil Cultural Leonesa. Sigue siendo suplente mientras Benzema mantiene el perfil bajo que acostumbra cada vez que pisa el césped. Morata ha callado todo este tiempo pese a su relampagueante inicio de temporada. No va con su estilo. Todo lo contrario. Está tranquilo y sin ganas de montar ningún tipo de conflicto.

La pelota se encuentra en el tejado de Zidane. Y sabe que no está siendo justo con Morata o con Lucas Vázquez. El yugo de la BBC es demasiado pesado como para tomar cualquier tipo de decisión para romper la ecuación. Ante el Alavés, Morata volvió a protestar con su extraordinario gol diez minutos después de entrar al partido. Desde el club pretenden quitar hierro al asunto poniendo el foco en una frase hecha. "Si funciona metiendo goles desde el banquillo por qué hay que cambiar", dice una voz autorizada cercana a Zidane. Funciona hasta que deje de funcionar sin olvidar que es importante tener a todos los jugadores implicados.

Ahora mismo, la sensación es que todo el mundo empuja en la misma dirección. Y Morata sigue a lo suyo, a meter goles para ponérselo difícil a Zidane.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon