Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Espanyol cierra la Liga, sin novedad: cuesta abajo y goleado en el Bernabéu

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 17/05/2014 Rogelio Román

El Espanyol no podía acabar de otra manera, que con otra derrota, una Liga de la que pasó hace dos meses en La Rosaleda ( 1-2). El broche a dos meses pésimos del equipo que hasta ayer dirigió el mexicano Javier Aguirre  fue caer en el Bernabéu ante el Real Madrid (3-1), sin Cristiano Ronaldo en escena y lesionado Benzemá durante el encuentro. Eso, pese a tener una buena tarde Kiko Casilla, que esta vez no tuvo enfrente a CR7 para que ensayara algún gol más para no tener que compartir la Bota de oro con el uruguayo Luis Suárez (Liverpool), con el que igualó con 31 goles.

Lo dijo Pizzi (uno de tantos jugadores que ya no estarán el próximo curso en el Espanyol) al acabar el encuentro. "Vinimos a divertirnos al Bernabéu, porque ya no había nada en juego, si acaso defender el escudo", señaló  el autor del único gol perico, tras otro generoso gesto de Sergio García, quien le puso el balón a tiro para que fusilara a Iker Casillas. Eso, tras ir perdiendo el Espanyol ya por 2-0, con goles de Bale y Morata.

De haber podido jugar Cristiano Ronaldo, quizá el adiós del Espanyol a esta Liga habría sido aún más triste. O no, teniendo a Kiko Casilla enfrente, su 'bestia negra'. En cualquier caso, a la contra los pericos acabaron desplumados, con el gol de Bale y los otros de de Morata. Pero es que el espanyol se desapretó en exceso. Perdonó Simao solo ante Casillas, y también Stuani, en generosas cesiones de balón de Sergio García, único jugador del Espanyol junto a Kiko Casilla digno de destacar.

El Espanyol que deja Aguirre se despide con peor puntuación del que cogió en el pasado curso. Aquel acabó sumando 44 puntos, tras luchar por no descender. Este no se movió de los 42, tras tirar por la borda los últimos ocho partidos, casi un cuarto de la Liga, al sumar sólo dos de veintiocho puntos en disputa. Una cuesta abajo que motiva a la seria reflexión en todos los niveles de mando del club blanquiazul.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon