Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Espanyol y Casilla y Sergio García, condenados a entenderse

Marca Marca 20/05/2014 marca.com
Espanyol / Si no hay entente, podría traspasar a ambos © Espanyol / Si no hay entente, podría traspasar a ambos Espanyol / Si no hay entente, podría traspasar a ambos

Kiko Casilla y Sergio García son dos de las grandes preocupaciones que tiene la Dirección Deportiva este verano. Las partes quieren alargar la relación, los dos jugadores concluyen contrato en 2015, pero las negociaciones para la renovación están siendo complicadas. No obstante, todos parecen condenados a llegar a un acuerdo, ya que el guardameta y el ariete son dos de los principales pilares de este Espanyol.

En la entidad no quieren llegar al extremo de tener que desprenderse de sus dos piezas más cotizadas. Son conscientes de que este paso podría enfadar mucho a la grada de Cornellà. Pese a que el club ya ha dicho abiertamente que si no hay acuerdo y llega una buena oferta podrían traspasar a ambos, lo cierto es que nadie quiere llegar a este punto.

El club quiere que el meta y el ariete estén en el Espanyol de la 14-15. Y se sentarán en las próximas horas para alcanzar el esperado acuerdo. Además, la entidad espera convencerles haciéndoles ver su importante rol dentro del equipo.

Reuniones inminentes
La negociación con el meta se está dilatando en exceso. El único, pero gran problema, es la cláusula del portero, que actualmente es de 20 millones. Kiko Casilla busca rebajarla el primer año, mientras que el club no está dispuesto a ceder en este punto. Como ninguna de las dos partes da su brazo a torcer, las conversaciones están encalladas desde hace meses. Además, en caso de una hipotética venta este verano, el Real Madrid se quedaría el 50% del traspaso, algo que el Espanyol intenta rebajar con los blancos aunque parece improbable que acepten.

El caso de Sergio García es diferente. Las conversaciones apenas se han iniciado y la negociación está todavía en una fase embrionaria. Pero lo que ya está claro es que la entidad no le rebajará la ficha. El principal problema podría estar en los años de contrato que le ofrezcan y en las ofertas que pueda manejar el futbolista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon