Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El estadio Maracaná se embellece para ser entregado a la FIFA

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 21/05/2014 EFE

Río de Janeiro, 21 may (EFE).- El estadio de Maracaná, sede de la final del Mundial de Brasil y de seis partidos previos, es sometido hoy a retoques para ser entregado mañana a la FIFA como una de las doce sedes del torneo que comenzará el 12 de junio en Sao Paulo.

Operarios terminaban hoy de instalar las mesas para la prensa, limpiaban las zonas VIP y cortaban el césped para que mañana la FIFA encuentre un estadio "perfecto, a punto", declaró el Secretario de Gobierno del Estado de Río de Janeiro, Leonardo Espindola.

"Tanto Brasil como la ciudad están preparados para este gran evento", manifestó Espindola en una conferencia con corresponsales extranjeros celebrada en el estadio.

La FIFA acabará de recibir mañana los doce estadios donde se jugarán los 64 partidos del Mundial, que comienza en Sao Paulo el 12 de junio y termina en el mismo Maracaná el 13 de julio.

En el estadio de Río de Janeiro se jugará hoy el último partido antes de pasar al control temporal de la FIFA. Fluminense y Sao Paulo se medirán en jornada del Campeonato Brasileño.

Espindola aseguró que las autoridades están preparadas para garantizar el orden y la seguridad, incluso en la eventualidad de que se registren protestas populares en las calles.

"El Estado de Río de Janeiro no va a permitir manifestaciones violentas", matizó.

Admitió que se podría llegar a recurrir al ejército "si fuese necesario, para la que la paz impere".

El Maracaná, inaugurado en 1950 para el Mundial que la selección local perdió en la final ante Uruguay, en el episodio conocido como 'Maracanazo', fue reconstruido hace un año y se estrenó a comienzos de junio del 2013 con el encuentro amistoso entre las selecciones de Brasil e Inglaterra.

Brasil pretende alcanzar su sexto título Mundial en el estadio Maracaná y suceder a España como campeón, desafíos que también ilusionan a las autoridades de Río de Janeiro.

"La última vez que vi a los españoles en este césped recibieron tres goles", ironizó Espindola al aludir al 3-0 que Brasil le endosó a España en la final de la Copa Confederaciones de 2013.

aag/ass/hbr/og

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon