Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Euromillón es más fácil

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 25/04/2014 Gemma HERRERO

Queda un mes para que termine la competición y a estas alturas los aficionados del Real Madrid navegan entre la ilusión y el susto. En tierra de nadie. Justo lo que transmite el equipo. Los que van de los 20' primeros minutos ante el Bayern, en los que parecía que iba a ser un baño, al sabe a poco. Queda el de vuelta. Y será interesante leer y escuchar todos los sesudos análisis sobre lo que puede ocurrir. Como si alguien lo supiera. Como si fuera previsible. Como si el fútbol tuviera que ver con la lógica.

¿Alguien tenía previsto que Coentrao hiciera un partidazo? ¿Que justo cuando Ancelotti abandonó su esquema y apostó, obligado por la enfermedad de Bale por el 4-4-2 resultara un acierto? ¿Alguien sabe ahora qué hará el italiano en Múnich? "Jugar con cuatro medios es mejor porque ellos juegan mucho por el centro", afirmó Ancelotti tras el partido. Entonces ¿Seguirá jugando en el Allianz con cuatro en el centro del campo? ¿Sí? ¿Y quién se queda en el banco? ¿Cristiano? ¿Bale? ¿Benzemá? ¿En serio? ¿Sí?

Si tuviera certezas y el don de la adivinación ya habría ganado el Euromillón. Que rima y todo. Y da la sensación de que Ancelotti va dando con la tecla no por método, sino por tanteo. Coentrao jugó porque Marcelo aún anda convaleciente. Carvajal porque Arbeloa está lesionado. Los cuatro en el centro del campo porque Bale tenía cagalera y fiebre. Y esas fueron las claves de la victoria, los mejores en el partido de ida. El martes, en Múnich, el técnico tendrá que decidir. ¿Eso es una buena noticia? Pues la mayoría de los análisis dependerán de si el Madrid se clasifica o no para la final de Lisboa independientemente de si juega o no un buen partido. Es así. Aquí y en la China popular. Por eso, a estas alturas, hay más interrogantes y dudas que certidumbres. Como en el Euromillón. Apuestas, confías, deseas, sueñas... Y a alguien le tiene que tocar ¿No?

El Santo y el enfadado

Sigamos con preguntas. ¿Que la suerte no tiene nada que ver? Entonces Casillas no sería El Santo. Que nadie duda de que sea un extraordinario portero, pero que si ha sido elevado a los altares es porque tiene ese nosequé que quéseyo. Magia. Toque. Suerte. Duende. El intangible.

En fin, que la mayoría de los análisis serían diferentes si en el 83' Casillas no hubiera hecho un paradón a un disparo a bocajarro de Götze. Un detallico de ná: Si el meta se ha cansado de su situación el del Bayern podría haber sido su último partido en el Bernabéu. ¿Qué? Da telele ¿No? Y a todo esto. ¿Qué le pasa a Cristiano?

Al oscurantismo sobre su lesión hay que sumarle su ego. Después de reaparecer ante el Bayern, iniciar la jugada con un fantástico pase al espacio a Coentrao que culminó con el gol de Benzemá, salió en zona mixta y soltó: "Algunos no querían que jugase". Fenómeno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon