Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Florentino más victimista

SPORTYOU SPORTYOU 18/12/2015 Julián Ávila
El Florentino más victimista © Getty Images El Florentino más victimista

La comparecencia de Florentino Pérez en 'El Larguero' de la SER vestido de victimista vislumbra su estado actual. El presidente del Real Madrid está nervioso, muy nervioso. Jamás pensé que transmitiría una situación de tanta debilidad. Recurrir al mensaje de 'todo el mundo quiere desestabilizar' y denominar 'ultra' a todo aficionado que muestra disconformidad es tergiversar la realidad.

Sus reflexiones comienzan a desprender un olor a rancio. A caduco. Decir que "El socio me demuestra cada día que está conmigo; cuando no lo estén, me iré" te hace dudar si sigues sentado viendo la última entrega de Star Wars o si se trata de una broma de mal gusto.

No admitir ningún error y señalar con el dedo acusador a los de siempre es una técnica cada vez menos convincente. "Ellos quieren aprovechar este momento y crear una división, por eso cantan 'Florentino, dimisión'. Hay un movimiento que intenta desestabilizar al club y a mí. Yo soy un instrumento. Lo harían igual con otro. Se quieren apoderar del Madrid otra vez..."

No cuela, presidente. Ha hecho cosas muy importantes por el Real Madrid, pero se ha convertido en una manzana podrida dentro del cesto. Admita que se siente superado y que ha fracasado como gestor de fútbol. Déjese de milongas. Convoque elecciones y que sea el socio quien decida. No se puede tener a un presidente temeroso, a la defensiva y viendo gigantes donde hay molinos. El Real Madrid del que presume es demasiado grande para aguantar esta situación tan ridícula, con el club inmerso en varios escenarios que nunca imaginó pensar, donde sólo ha cosechado sonrojo y desprecio.

Este domingo, el Madrid recibe al Rayo. Ahí verá si el aficionado se pronunciará. Abra bien los ojos y escuche sin filtros para después sacar conclusiones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon