Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El futuro de Maldonado, en el aire tras las elecciones de Venezuela

SPORTYOU SPORTYOU 07/12/2015
El futuro de Maldonado, en el aire tras las elecciones de Venezuela © Getty Images El futuro de Maldonado, en el aire tras las elecciones de Venezuela

Pastor Maldonado tenía el asiento garantizado en la Fórmula 1 para 2016... hasta hace una semana. Dos hechos, sin conexión entre sí, han cambiado el horizonte del piloto. Primero, Renault confirmó la compra de Lotus, algo que ya se veía fraguando desde hace algunos meses. La reabsorción del equipo de Enstone por parte del fabricante francés supone un alivio prácticamente total para las arcas de la escudería, que ya durante las últimas carreras de la temporada 2015 de Fórmula 1 había sufrido retrasos en el montaje de sus boxes porque los proveedores no habían recibido los pagos a tiempo. Esto tiene una implicación directa: el apoyo económico de sus pilotos, como es el caso de Maldonado, pasa a ser un argumento secundario para mantenerles en nómina.

El segundo factor que deja en el aire el futuro de Pastor Maldonado en la Fórmula 1 es el resultado de las elecciones en Venezuela. El piloto de Maracay ha sido una de las grandes banderas de la llamada revolución bolivariana, y el chavismo siempre se ha asociado a la imagen del piloto. Para el recuerdo, aquel discurso del "estamos venciendo" que entonó el corredor, por aquel entonces en Williams, junto al ex presidente Hugo Chávez. El apoyo al régimen oficial de Venezuela, tanto con Chávez como con Nicolás Maduro, no ha sido gratuito: Maldonado ha ido subiendo en las diferentes categorías del automovilismo de la mano de PDVSA, la empresa petrolera nacional y una de las joyas de la corona de la industria bolivariana.

Este factor provocó numerosas críticas. La galopante crisis económica y la inflación que asola el país -la más alta del mundo- han hecho cuestionarse a los opositores al régimen si el dinero que PDVSA aportaba a Lotus -según estimaciones, unos 10 millones de euros- para mantener a Maldonado no se podían dedicar a asuntos más urgentes. Ahora, con la salida del partido oficialista de Nicolás Maduro del parlamento venezolano, Maldonado pierde el apoyo oficialista de su país -el presupuesto de PDVSA se aprueba en el parlamento-, lo que unido a la llegada de Renault, puede derivar en su despido fulminante. Desde el punto de vista deportivo, se podría argumentar su salida de la Fórmula 1 perfectamente: ha sido el piloto más sancionado de la temporada, el que más veces ha abandonado y su compañero le ha doblado en puntos.

MÁS EN MSN

-El McLaren del futuro

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon