Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Getafe no sale del descenso

AS AS 19/04/2014 Víctor López
Barral y Diego Castro pugnan por un balón. © ALBERTO IRANZO Barral y Diego Castro pugnan por un balón.

Mal menor para un Levante al que le dio para sumar un punto que sigue sin servirle para finiquitar su salvación. Pero de menos aún le vale a un Getafe empantanado hasta las cejas en la pelea por el descenso del que no consigue salir. Se repartieron los puntos dejando a las claras el poco fútbol que tienen sobre el campo. Pocos pitos hubo a la conclusión tras el paupérrimo espectáculo ofrecido. Qué largo se les está haciendo el final del campeonato. Más a unos que a otros, claro está.

Mucho hubiera cambiado el encuentro si Víctor hubiera acertado a remachar en la línea un centro chut de Barral. Ésa fue la jugada clave de la primera mitad y, casi seguro, del partido. Fue al cuarto de hora y en una clásica contra delos granotas. El Getafe arrancó queriendo más el balón, pero sin saber realmente mucho qué hacer con él. Aún así, sólo por insistencia y probabilidad las llegadas, tímidas, al área se sucedían y en dos de ellas, las más claras y peligrosas tuvo que intervenir Keylor Navas. Primero salió sin miedo a tapar un balón que le quedó a Pedro León en el área tras un centro desde la izquierda. Y luego dejó con las ganas a Ciprian tras un potente lanzamiento. En el ecuador de este periodo, por cierto, los problemas se traducían en forma de lesión para Caparrós que perdía a Navarro y tenía que retocar su defensa. Muy poco más que llevarse a la boca en los primeros 45 minutos.

Como viene siendo habitual salió mucho más enchufado el Levante en la segunda mitad. Más y mejores llegadas pero igual de ineficaces. Los centros nunca encontraban rematador. Los desmarques se hacían absurdos ante la falta de frescura, mental y física. Los azulones (ayer de verdiblanco) las veían venir con las piernas aún temblorosas del mal cuerpo que se les quedó en Elche con el gol de Boakye sobre la bocina. Contra buscaba revulsivoc en Diego Castro y Sammir, pero el único que seguía buscándose la vida arriba era Colunga, con mucho más corazón que cabeza y precisión. El peligro granota estaba donde siempre, al contragolpe. Y así la tuvo Baba nada más salir al campo aunque su intencionado disparo no acabó cogiendo puerta. También estuvo cerca del gol El Zhar al poco de poner el pie sobre el césped pero no acertó a rematar un centro desde la izquierda.

Sólo la expulsión de Alexis a falta de diez minutos para el final dejaba algo de emoción para los últimos diez minutos. Pero si el partido se hubiera acabado en ese mismo momento tampoco hubiera pasado nada. El miniarreón final granota no le valió, como en ninguna de las tres derrotas anteriores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon