Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Girondins insiste y Zidane tira balones fuera

Marca Marca 09/05/2014 Pablo Polo Madrid
Photo © Proporcionado por marca.com Photo

El Girondins de Burdeos ha puesto sus ojos en Zinedine Zidane. Es el elegido para el banquillo por delante de Pochettino o Christian Gourcuff y su posible regreso tiene en vilo a sus seguidores y hasta al alcalde de Burdeos. "Sería fantástico, algo así como regresar a los momentos dorados del fútbol en Burdeos", apuntaba Alain Juppé.

El Burdeos quiere hacer una nueva intentona para atar a Zidane y su idea es reunirse en Madrid en los próximos días con el segundo de Carlo Ancelotti. Zizou ha querido mantenerse al margen, sobre todo en un momento tan decisivo de la temporada, porque no quiere que su futuro interfiera en el trabajo del equipo, y por eso ayer mismo por la noche hizo unas declaraciones a L'Équipe en las que aseguraba que no había nada con el Girondins.

Tira balones fuera
"Como siempre, todo el mundo está hablando mucho. Y como siempre, me veo obligado a responder. No he tenido contacto, incluso de forma remota, con el Mónaco, como he oído. En resumen, no he contactado con nadie. Tengo contrato con el Real Madrid y mi única prioridad es el Real, la Liga y la final de la Champions", dijo.

Sin embargo, el Burdeos ya ha hecho llegar a Zidane una propuesta por dos temporadas. Jean-Louis Triaud es el presidente del club y máximo accionista de M6, la cadena privada más importante de Francia. Su intención es verse con Zizou en Madrid para tratar de cerrar el acuerdo. Le ofrecen un proyecto de dos temporadas y quedaría después liberado para poder dirigir al Madrid. Es, junto a la selección francesa, el gran reto reto que tiene Zizou a medio plazo y éste tiene claro que, en caso de dar el sí a otro club, firmaría un contrato que le liberara en caso de que llamaran a su puerta sus dos grandes sueños.

La noticia también pilló por sorpresa al Madrid. En el club ya saben por el propio exjugador que su voluntad es entrenar la próxima temporada, pero no les ha comentado nada del Girondins. El propio presidente del Real Madrid le preguntó al final del partido contra el Valladolid y este le aseguró que no había nada. Poco después, el galo hacía esas declaraciones para enfriar el asunto.

De hecho, en el Real Madrid siguen pensando que Zidane podría seguir con ellos la próxima temporada. No le dan por perdido y menos cuando aún no les ha asegurado al cien por cien que se va.

MARCA ya avanzó que Zizou había decidido buscar una nueva aventura. Pero, como siempre, está llevando el asunto con mucha discreción. Ni siquiera los jugadores que más tiempo pasan con él en los entrenamientos tienen muy claro lo que hará su segundo entrenador. Ellos le quieren en Valdebebas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon