Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gol de Saúl da vida al Atlético en Vallecas

SPORTYOU SPORTYOU 06/01/2016 sportyou
El gol de Saúl da vida al Atlético en Vallecas © Getty Images El gol de Saúl da vida al Atlético en Vallecas

Rayo y Atlético firmaron tablas (1-1) en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Al golazo de Nacho respondió Saúl Ñíguez, que no fue titular, con otro buen gol, que puede resultar determinante para la historia de la eliminatoria entre los dos equipos madrileños. Cholo Simeone hizo debutar a Matías Kranevitter y Augusto Fernández, junto a Thomas, en la sala de máquinas. La visita copera a Vallecas se convirtió en un experimento para conocer la profundidad del banquillo rojiblanco, con muchas novedades en el once inicial. Tantas, que no había ni un solo superviviente de la final de la Champions en Lisboa entre los elegidos. El Rayo de Paco Jémez, con su peculiar gorro invernal, intentó ser fiel a su guión habitual, buscando una alta posesión de balón y fijar la defensa con Miku y Manucho en el ataque. Sin embargo, se topaba con un Atleti bien plantado, pero que perdía demasiado rápido el balón. Precisamente, una mala salida de balón del joven centrocampista ghanés Thomas, el héroe liguero del pasado fin de semana, fue aprovechada por el lateral Nacho para lanzar un zurdazo, que sorprendió a Moyá, aunque el habitual suplente de Oblak llegó a tocar el balón.

El gol del Rayo, en el minuto 34, cambiaba el decorado del encuentro y obligaba al equipo rojiblanco, vestido de azul oscuro, a estirar líneas. Carrasco gozó de la mejor ocasión del Atlético, acto seguido, tras una buena incursión de Óliver Torres, pero el meta Juan Carlos achicó bien la portería. Llorente pudo agrandar la distancia a la salida de un córner y al descanso se llegó con muchas mejores sensaciones para los vallecanos.

Simeone no debía verlo nada claro cuando a los diez minutos de la segunda parte metió a Saúl Ñíguez y a Luciano Vietto por el debutante Augusto Fernández y Óliver Torres.La apuesta le salió redonda, porque una incursión de Vietto por la derecha acabó con un centro al punto de penalti para que Saúl, con su pierna derecha y al primer toque, batiese a Juan Carlos y cambiase el signo del partido y de la eliminatoria. El Atlético ya tenía el partido donde quería.

El Rayo, por su parte, seguía fiel a su guión, sacando el balón jugado desde atrás e intentando alargar las posesiones, llevando peligro por fuera. El partido resultaba más emocionante que bonito. En el tramo final, el Atleti gozó de una grandísima ocasión a balón parado, con una gran parada de Juan Carlos a remate de Vietto, que luego acabó en el palo. El empate hacía justicia al buen primer tiempo rayista, aunque el conjunto vallecano acusó el esfuerzo en los minutos finales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon