Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gol histórico del que no estaba en la lista

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 05/06/2014 null

Alain Arroyo (Bilbao, 5 de julio de 1982) es el futbolista que marcó el último gol en un partido en San Mamés. Socio del Athletic. En junio del año pasado militaba en el Mirandés. Disputó la segunda parte con la Selección de Bizkaia con el '8' a la espalda. El delantero recuerda sus sensaciones de aquel día y lo que le ha quedado para el recuerdo. Una historia en la que cierta dosis de fortuna le hizo estar en el sitio indicado y en el momento indicado. Para siempre.

De la nada al todo. Alain Arroyo explica que "habían hecho una preselección y estaban convocados tres de mi equipo, Muneta, Goitia y Koikili. Se me había quedado esa pena. '¡Qué cabrones, vais a estar allí!', les decía en la caseta. Pero por la baja de un jugador, creo que fue Álex García, me llamaron un domingo, tras el anteúltimo partido de Liga en el que conseguimos la salvación en Córdoba. Ahí me dijeron que estaba convocado y me llevé una sorpresa. Al principio no estaba en la lista, pero después tuve la suerte de estar y marcar ese último gol".

El punta, ahora en las filas del Oviedo, intenta guardar esa imagen. "Ha quedado ahí, es bonito recordarlo. Los amigos son los que más lo hacen. Dentro de algunos años mi hijo podrá decir 'mi aita metió el último gol'. Un mes después del partido era mi cumpleaños y mi chavala me regaló una especie de lienzo con la foto, dedicando el gol y aplaudiendo a la grada. También tengo un montaje de un amigo con una foto de Zarra y otra mía. Cuando la veo en el salón lo recuerdo. Si no, no se acuerda nadie...".

Alain Arroyo rebobina hasta aquel minuto 66 en el que anotó ese tanto histórico. "Mikel Rico tenía el balón por delante, abrió a la banda derecha para la carrera de Unai Medina. Yo estaba en el extremo izquierdo. Koi y Mikel Rico me empujaron, me decían que subiese, que llegaba. Empecé a correr y me dije 'a ver si llego...'. Urko Vera entró al primer palo, la dejó pasar y, en una de esas en las que de diez entrauna, tuve la suerte de que quiso entrar. Y muy contento", rememora.

Este socio rojiblanco destaca que "fue bonito que nos juntáramos jugadores de Bizkaia, muchos no habíamos tenido la opción de jugar ni en el Athletic ni en Primera. Se vio que también hay nivel fuera del Athletic y que nos buscamos la vida en otros clubs. La cantera no es solo el Athletic, que sepan que se puede jugar al fútbol". Aquella noche compartió equipo con Mikel Rico, que después fichó como león. "¡Madre mía! Ha sido espectacular, no se le había visto esa faceta de llegador de segunda línea. Lo ha explotado muy bien, me alegro mucho. No había pasado por el Bilbao Athletic y se buscó la vida fuera de Euskadi. Es un premio", resalta.

Alain apenas ha podido ver al Athletic esta temporada. "Han jugado bastantes lunes, pero en uno me escapé. Fue con el Villarreal, ganamos 2-0", celebra. El nuevo San Mamés le ha causado una gran impresión. "Es espectacular, desde mi sitio se ve muy bien y creo que desde cualquiera... Me gustó la acústica, cuando se cierre del todo va a ser una maravilla, si ya la gente empuja así...", indica. Con el cambio de campo asume que "era una pena, pero al final ha venido bien".

Sobre la campaña de los de Valverde, Alain Arroyo opina que "en casa es de lo mejor que he visto, jugaban siempre intentando llevar la iniciativa, combinando, con gol... Quizás el único pero fue que igual en la primera vuelta a domicilio no sacaron todos los puntos que podían. Pero en la segunda mejoraron. Ha sido el campeón de Liga, quitando a Atlético, Barça y Madrid, que están en otra órbita".

El delantero bilbaíno ya sueña con poder asistir en San Mamés a los partidos de Champions. "Sería muy bonito, a ver si coincide y puedo disfrutarlo. Si tengo unas horas libres lo intentaré. Todavía me acuerdo de la anterior vez que se jugó la Champions, con esos partidos como con la Juventus. Esos partidos entre semana a las nueve menos cuarto son más especiales y se viven de otra manera", subraya

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon