Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El grupo mexicano, pendiente de la renegociación de la deuda

AS AS 13/06/2014 Pedro Luis Ferrer

La renegociación de la deuda con Hacienda, que asciende a 22 millones de euros, es ahora mismo la máxima prioridad entre los nuevos propietarios del Real Zaragoza, que deben afrontar dos plazos vencidos por un importe total de 2,9 millones antes del 30 de junio y renegociar un riguroso calendario de pagos para los 18 millones restantes. Por este motivo, Javier Lasheras y Luis Gamón, los hombres fuertes del grupo de empresarios aragoneses, mantuvieron ayer una reunión en Madrid con altos cargos de la Agencia Tributaria para dar solución a esta cuestión y poder levantar de paso el embargo preventivo que pesa sobre los derechos federativos del equipo aragonés.

El acuerdo con Hacienda es, además, un paso previo e indispensable para poder firmar el próximo martes la entrada en el accionariado de un grupo inversor mexicano, con el que se tienen las negociaciones muy avanzadas y que podría adquirir hasta el 70% de los títulos de la sociedad anónima deportiva. Este grupo inversor es el propietario de un club de la segunda división mexicana y, dentro de un proyecto de diez años, está dispuesto a desembolsar de inmediato los 8,1 millones que necesita el Real Zaragoza para evitar su descenso administrativo, además de una segunda cantidad a medio plazo y, lógicamente, el propio importe del porcentaje de acciones adquiridas. Pero exige como primera condición que se firme un acuerdo con Hacienda, y eso es lo que esperan lograr Lasheras y Gamón a principio de la próxima semana.

Gamón, que, además de consejero-delegado, se perfila como director general, quiere anunciar en una rueda de prensa el martes o el miércoles la composición definitiva del consejo de administración, en función del porcentaje de acciones que adquiera el grupo mexicano, además del plan de pagos inmediatos a la plantilla profesional, Hacienda, Seguridad Social y diversos ex jugadores y ex entrenadores. El primer pago se realizaría el 20 de este mes y el segundo en torno al día 27.

La entrada del fondo mexicano, si al final llega a concretarse, supondrá la permanencia en el accionariado con aproximadamente un 20% de Javier Lasheras y de su ejecutivo Luis Gamón, mientras que la participación de Mariano Casasnovas, a través de la sociedad Bodegas Monasterio de Veruela, o el inglés James E. Brumwell —ambos ahora con un 24,5% de los títulos—, además de los hermanos Zorita o Antonio Martínez, quedaría reducida a la mínima expresión.

De hecho, el propio Casasnovas admitió ayer sin ningún pudor en unas declaraciones a Radio Ebro su vocación de comisionista en toda la operación: “Yo empecé en esto para ganarme un dinero en la compra-venta, igual que cuando vendo cava, y ahora me han pedido que siga. Pero se está muy cerca de llegar a un acuerdo con un grupo mexicano para que sea muy mayoritario dentro del accionariado”. Es decir, que algunos de los conforman el grupo aragonés sólo adquirieron acciones del Real Zaragoza pensando en una rapidísima reventa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon