Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Joventut se despide con una buena victoria ante el Valencia

AS AS 25/05/2014 Álex Biescas

El partido entre FIATC Joventut y Valencia era intrascendente en cuanto a la clasificación y se notó ya desde el primer minuto. No porque los jugadores imprimieron un ritmo bajo, sino porque los tiros no demasiado claros o los pases arriesgados fueron la tónica en los primeros compases. El Valencia se plantó en Badalona sin alguno de sus mejore hombres ya que el jueves arranca el playoff por el título, y el Joventut supo sacar una ligera ventaja: Kirsay, con dos triples consecutivos contrarrestó el mayor, y mejor, juego interior de los locales. Tras un parcial de 5-0, y pese a los problemas que tuvo Vives para encontrar a Savanné bajo el aro, los catalanes acabaron el primer cuarto 23-21.

Con Vives en el banco el Valencia se sintió más cómodo en la pista y rápidamente se puso por delante en el marcador. Con canastas de hombres como Van Rossom, los visitantes dominaron tranquilamente el partido, sin grandes diferencias ni canastas, bajando el ritmo del mismo y evitando que el FIATC Joventut hiciera lo que mejor sabe: correr. Pero la mayor tranquilidad valencianista tenía un riesgo y es que los verdinegros son un equipo al que también le gusta, y mucho, tirar de tres. Barrera puso el triple necesario para volver a mandar en el marcado y Savanné, el mejor de la Penya hasta el momento, mandó en la pintura con algún tapón espectacular. Dos triples consecutivos de Ventura y Shurna dejaron el marcador en 44-40.

Pese a que Sato estuvo muy acertado en el inicio del tercer cuarto (dos triples) Guillem Vives, una vez más, supo comandar a la Penya para ampliar la diferencia a siete puntos, la máxima hasta el momento. El buen trabajo de Miralles y los errores en el tiro exterior del Valencia, también contribuyeron a ampliar la distancia. Sin embargo el poco acierto de Kirsay impidió a los locales romper un partido que un Valencia dubitativo, Lucic y Aguilar perdieron dos balones consecutivos, no acertaba a remontar. La Penya mejoró en conjunto pero sólo logró dejar la ventaja en seis puntos.

Los últimos diez minutos arrancaron con un 58-52 en el electrónico y la Penya más activa, corriendo en las transiciones y aprovechando el mal porcentaje de tiro del Valencia. Rafa Martínez, por ejemplo, llevaba en el último cuarto un cero de cinco en tiros de tres. Fueron estos minutos los mejores de los locales, que aumentaron la diferencia hasta los once puntos y hicieron vibrar al público con un juego vistoso, rápido e intenso. Van Rossom, probablemente el mejor visitante, contestó a la Penya con alguna canasta de dos pero la mayor fiabilidad en el rebote, principalmente gracias a Miralles, mantuvo al Joventut con ventaja. Pero el Valencia Basket cambió a una zona 1-3-1 sembrando dudas en el ataque verdinegro, que abusó de los tiros exteriores y dio margen de remontada a los visitantes. Tras un parcial de 0-8, Valencia Basket se puso a sólo tres puntos, Shurna anotó de tres y Sato, en dos ocasiones, hizo lo propio. En un último minuto apasionante, la Penya acabó llevándose el partido por 78-73.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon