Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Madrid acaricia la Final Four

Logotipo de AS AS 17/04/2014 Ricardo González

De una antología del juego ofensivo, la de la primera parte, a otra de la tensión y la pelea. Al Madrid se le encendió la luz de la reserva, pero en estos tres años con Laso en el banquillo ha aprendido a sufrir, a marcar territorio. Esa capacidad agonística, y su inmenso talento, le pone ya 2-0. Nunca nadie en la Euroliga ha remontado esa desventaja en un playoff a cinco partidos, nunca el Madrid ni en Europa ni en España cedió una eliminatoria tras vencer los dos primeros duelos (información de Míster Chip). Los datos facilitan la deducción: el Madrid toca ya la Final Four. Necesita un triunfo, uno, y tiene hasta tres partidos para conseguirlo. O dicho al revés, para no estar en Milán el 16 de mayo tendría que tropezar tres veces seguidas con la misma piedra griega en cinco días (este lunes, el miércoles próximo y el viernes). Idénticas derrotas que ha sumado desde octubre en 58 partidos. El desafío para el campeón de Europa se presenta colosal, aunque ahora la serie viaja a Atenas, a El Pireo, y a ese pabellón de la Paz y de la Amistad que es un puro eufemismo.

Fue un triunfo de peso, de los que deciden eliminatorias, pero fue también un triunfo de rabia. Laso, su cuerpo técnico, los jugadores madridistas se han tomado como un insulto grave las declaraciones de Bartzokas a los medios griegos acusándoles de teatreros. La tensión era palpable. Desde fuera vimos esa afirmación como un recurso a la desesperada del Olympiacos para intentar frenar lo inevitable, ese 2-0 que ha caído por el peso de la calidad. Este Madrid, además, ha perdido por el camino de la vida, el de la madurez, esos gestos de equipo medroso que le condenaron en un pasado reciente.

Se pasó del 53-44 del descanso a un parcial en la segunda parte de 29-33. Sin Draper (parece que no llegará a tiempo para la Final Four) y sin Carroll, vimos muchas manos dándole al botón de sumar. La calculadora echaba humo: primero Rudy y un Mirotic muy fino, también Bourousis; luego Reyes, que añadió dos triples y una canasta de cinco metros del tirón (intuimos que dedicadas a Bartzokas). A continuación, aluvión de Sergio Rodríguez. El Olympiacos, mientras, mejoraba mucho de lo que había hecho mal el martes, y aun así llegó a caer por 14 puntos (38-24). Ya no extraviaba tantos balones, robaba alguno más y dominaba el rebote, en especial el ofensivo (28 a 36, de ellos, 17 en aro contrario). Pese a todo, el Madrid aún imponía su ritmo, el del ataque. Puntería fantástica: 9 de 13 al descanso en triples.

Darden y Díez hacían labor de mella en la defensa de Spanoulis, que veía gran parte del segundo cuarto desde el banco. En esta serie, el Olympiacos tiene un problema. Le va un estilo, una velocidad parecida a la de su enemigo, pero jugando a lo mismo, el Madrid es significativamente mejor. Spanoulis aportó un extra en la reanudación, aunque el Palacio, que también rugió indignado contra Bartzokas, no sufría. Lo veía ganado: 78-66, minuto 36. Trabajo hercúleo de Slaughter en su zona. El stopper perfecto.

El bajón vino justo al final, mitad pilas gastadas mitad desconexión mental. Lojeski, nefasto hasta ese instante, surgía de la nada y el Olympiacos firmaba un contraataque, un par de canastas sencillas bajo el aro… 79-75 a falta de un minuto. Sergio y Bourousis recondujeron a tiempo la situación desde la personal, esa misma línea que hizo llorar al campeón: doce tiros libres fallados.

De nuevo, gran actuación coral ataque-defensa, como la de Llull. Aunque si hay que señalar con el dedo, apuntamos a Bourousis: 19 puntos, 10 rebotes y 24 de valoración. Vino para partidos duros como este, que quizá lo fue menos que el primero, pero volvió a acudir puntual a la cita. Inteligencia guerrera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon