Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Madrid da con el Madrid

Marca Marca 01/06/2014 marca.com

Después de tres victorias sin lustre, las dos últimas de la temporada regular y el primer encuentro de cuartos, el Real Madrid recuperó el camino que le ha llevado a ser un equipo casi siempre inabordable. Volvió Rudy Fernández tras su lesión y no fue coincidencia la mejoría de su equipo. Pero más allá de la aparición del alero mallorquín, decisivo como siempre, el equipo de Laso recuperó también el mejor juego de MIrotic para tomar el Príncipe Felipe en un partido que fue un gran homenaje al baloncesto ofensivo (95-101). El CAI, que hubiera ganado a cualquier otro ACB, aguantó de forma elogiable. Mereció la ovación con la que le despidió su público. Jugó bien, pero no lo suficiente para detener al súper productivo equipo de Laso, ya en semifinales.

El primer tiempo fue un festival de puntos y aciertos, sobre todo en el primer cuarto. Algo más de puntería fue lo único que le faltó al CAI en el Palacio para ganar en el primer partido de la serie. La tuvo en el primer parcial en el que Laso cambió un poco el paso de sus rotaciones con la entrada de Díez en el cinco inicial y la posterior entrada de Mejri como primer relevo para sus pívots.

Sanikidze seguía entonado. Termómetro del equipo de Abós, el ala-pívot georgiano, siempre encendido, superaba a Mirotic para dar la iniciativa al CAI, dominador. El Madrid abusaba del triple (tiró nueve en los primeros siete minutos), pero esta vez la vida en ese alambre le servía para aguantar a su rival (29-26).

El CAI, que juega muy bien, tenía un 70% de acierto en tiros de campo (80% en triples) en la mañana en la que nadie se acordaba de defender. Apareció Sergio Rodríguez para mantener la maquinaria ofensiva del Madrid, que no se gripó. Llegó al descanso con 9 de 20 en triples. Con Felipe y Slaughter en cancha y el trabajo de Darden la intensidad blanca había subido para dar el primer estirón (47-55). Al CAI le salvaba su acierto en el tiro libre (lanzó 17, con 15 aciertos, en 20 minutos) para resistir (51-55) ante la inagotable producción de su rival.

En el tercer cuarto, con 63-64, min 26, reapareció Rudy Fernández tras tres partidos de baja por su fisura en el dedo. Cuando acabó el periodo, el Madrid ganaba por nueve (75-84). El mallorquín había anotado ocho puntos. En lo psicológico, el jugador franquicia del equipo fue decisivo. Lo capital, sin embargo, habían sido el aporte de los pívots, primero Bourousis, después Mirotic y por último Felipe. Con 75 puntos en tres cuartos, el CAI hubiera ido ganando a casi todos los equipos. A este Madrid no.

El equipo de Abós siguió resistiendo. Su comportamiento fue admirable. Se vio varias veces nueve puntos abajo, pero nunca se rindió. Siempre tenía un hombre al que agarrarse. Rudez, con siete puntos consecutivos, dejó a su equipo a cuatro tantos a falta de menos de dos minutos y medio. Pero el CAI ya no pudo más. Otra gran acción de Mirotic, con asistencia a Felipe, finiquitó el duelo que llevó el Madrid, que parece haber superado ya lo de Milán, hasta las semifinales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon