Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Madrid no supo ser favorito

AS AS 19/05/2014 Juan Mora

Perdió el Madrid. Y se puede decir que justamente. No es que el Maccabi hiciera el partido de su vida, pero hizo exactamente lo que sabe: continuos ajustes en la defensa para cerrar los caminos hacia su aro, y en el ataque jugársela únicamente con sus hombres más seguros. En este sentido, ninguna sorpresa. Era lo esperado: ir a un partido de menos de 80 puntos. Como sucedió en los dos enfrentamientos previos al Madrid. ¿Y al Madrid qué le paso? Sinceramente, creo que le pudo la presión. La Euroliga era, y ahora sigue siendo, la gran asignatura pendiente. Cuando algo se convierte en objetivo y no en consecuencia, malo. Pues ayer fue peor aún: se convirtió en obsesión al saber y sentirse el equipo favorito en la final.

De otra manera poca explicación tiene que Llull no anotara en el partido, algo prácticamente inédito en toda su carrera. O que Rudy sólo metiera el 20% de tiros de dos, y Mirotic el 27%. Además, el equipo falló ¡23 triples! Tiene algo más de acierto, y gana sin mayores dificultades. Tuvo la ocasión cuando se fue por once puntos de diferencia. Reyes fue quien materializó la escapada. A partir de ahí sucedieron cosas raras. Reyes no volvió a salir hasta que estaba todo perdido, Sergio Rodríguez tuvo apariciones intermitentes y secundarios como Darden y Slaugther jugaron en momentos realmente complicados. Definitivamente, ayer no fue el Madrid que estábamos acostumbrados. Por eso perdió. Porque no era el Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon