Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mejor año de la universidad más exigente del mundo

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 16/12/2016 Antonio Gil
El mejor año de la universidad más exigente del mundo © Getty Images El mejor año de la universidad más exigente del mundo

No es el programa deportivo universitario más famoso del mundo. No es la que tiene más títulos deportivos. Tampoco la que cuenta con un mayor número de atletas convertidos en profesionales de sus respectivas disciplinas. Sin embargo los deportistas/estudiantes de la Academia Militar de West Point están hechos de otra pasta, y el equipo de fútbol americano de Army puede presumir de estar ante su mejor temporada en muchísimos años de historia.

Hace bastante tiempo que quedó atrás la época gloriosa de Army en el emparrillado. El equipo de fútbol americano de West Point dominó la competición universitaria en tiempos de blanco y negro, pero sus laureles se han ido marchitando con el paso del tiempo al no renovarse... hasta hoy. Y no es que estemos hablando de un año en el que se aspire al título nacional. Ni siquiera aparece el nombre de la escuela en el Top 25 de la competición de football. Pero los aspirantes a oficiales del ejército de los Estados Unidos han derrotado por primera vez desde 2001 a su archienemigo de Navy (la Academia Naval), brillando en el partido de mayor rivalidad del deporte en todo el país.

Para colmo, la sección de fútbol americano de Army ha sido escogida para disputar un 'Bowl Game' (lo que sería una versión de partido de postemporada en la NCAA), como premio a una gran temporada que, en el caso de West Point, se traduce en mucho más que deporte. Los atletas de la Academia Naval manejan unos horarios y exigencias académicas que nada tienen que ver con cualquier otro programa deportivo universitario en Estados Unidos. Sometidos a los rigores de una educación a la altura de cualquier college de la IVY League (Harvard, Yale, etc.) Los deportistas/estudiantes de Army deben cumplir también con una instrucción militar y unos duros entrenamientos. Se levantan antes que nadie, duermen menos que cualquiera y para colmo combinan el deporte con una disciplina extrema y unos hábitos difíciles de manejar por cualquier aspirante a estrella de la NFL o cualquier otra gran liga profesional. Por eso, y pese a no ser un conjunto top, esta campaña se puede decir que estamos ante la mejor en muchos años del centro universitario más duro de la nación a la que el día de mañana defenderán sus estudiantes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon