Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El momento más complicado para Unai Emery

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 20/12/2016 David de la Peña
El momento más complicado para Unai Emery © Getty Images El momento más complicado para Unai Emery

El PSG de LaurentBlanc dominaba con suficiencia la Ligue 1. El ambicioso proyecto de NasserAl-Khelaifi, sin embargo, no quería quedarse ahí, y el hecho de no conseguir llegar a las rondas finales de la Liga de Campeones terminaron provocando un cambio de guión. El hombre elegido para buscar el éxito europeo fue UnaiEmery, que había ganado las tres últimas Europa Leagues con el Sevilla.

El equipo parisino se había caracterizado, con Blanc, por un estilo muy definido, relacionado con las posesiones largas y los ritmos bajos. Con Motta-Silva-Luiz como triángulo en la salida de balón, y los apoyos en zonas interiores de Ibrahimovic, Verratti y Di María, el equipo conseguía someter a los rivales con suficiencia. El PSG era intratable en terreno local, aunque no llegó a ser competitivo en la máxima exigencia internacional.

La llegada de Emery chocaba frontalmente con esa idea. El técnico vasco había conseguido hacer competitivo al Sevilla con un sistema agresivo en la presión, con mucha facilidad para atacar con verticalidad -Gameiro fue su punta de lanza en los últimos tiempos- y muy eficaz para defender cerca del área y ser competente en las acciones a balón parado. El PSG iba a buscar el éxito con un entrenador de perfil muy diferente al que la plantilla estaba acostumbrado.

Los problemas de Emery

El arranque de curso no está siendo fácil para el exentrenador del Sevilla. Ese PSG dominante en la liga francesa ve ahora cómo el Niza, líder, está 7 puntos por encima, e incluso el Monaco es segundo clasificado, 3 por encima del cuadro capitalino. En la Champions League las cosas tampoco están bien, y después de tener todo de cara para ser primero de grupo, pinchó en el Parque de los Príncipes frente al Ludogorets y quedó en el segundo lugar de grupo, lo que a la postre ha provocado que tenga que enfrentarse ante el Barça de LeoMessi en los octavos de final de la competición.

El español no está encontrando una línea de juego que permita potenciar a sus mejores hombres, y ese control del que hacía gala el equipo el curso pasado no está teniendo continuidad. Evidentemente, la baja de ZlatanIbrahimovic es capital, puesto que era uno de los hombres clave del sistema de juego, pero también el jugador que marcaba la diferencia a nivel de producción de ocasiones.

En este momento, el PSG se encuentra a medio camino entre lo que fue con Blanc, y lo que pretende ser con Emery. Hombres que a priori estaban llamados a ser claves como Krychowiak o BenArfa no están entrando en el equipo, mientras que otros como Verratti, Di María o Matuidi, a pesar de tener continuidad, no logran ser potenciados a través del sistema de juego. Los rumores sobre la salida de Emery han comenzado a aparecer en la prensa francesa -vanGaal es el primer nombre que se ha puesto sobre la mesa- y lo cierto es que, de no cambiar la dinámica, la sensación es que la paciencia de la directiva puede acabar agotándose.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon