Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El momento más amargo de una temporada para la historia

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 25/05/2014 EFE

Iñaki Dufour

Lisboa, 25 may (EFE).- El Atlético de Madrid digiere su momento más amargo, la derrota en una final de la Liga de Campeones que tuvo ganada hasta el minuto 93, en una temporada para la historia del equipo, "orgulloso" de un curso en el que ha recibido la admiración de Europa como campeón de Liga y finalista del torneo continental.

Un instante, el cabezazo de Sergio Ramos en el tiempo añadido, "triste" y "trágico" para las aspiraciones del conjunto rojiblanco, en su primera aparición en una final de la Copa de Europa después de 40 años, desde 1974, según coincidían los futbolistas del equipo madrileño, sin consuelo por un golpe tan demoledor para la prórroga.

Ese tanto, más los tres conseguidos en el tiempo extra, le apartaron de un sueño que cuerpo técnico y jugadores habían construido partido a partido, con un Liga de Campeones impecable hasta el duelo decisivo, sin derrotas, con nueve triunfos y tres empates, como el mejor equipo de la competición hasta la final.

"Volveremos" también ha sido una palabra repetida en las últimas horas por futbolistas, en ese deseo y mirada al futuro para aliviar la forma en la que llegó el 1-1 del Real Madrid, uno de los cuatro únicos goles que ha encajado el Atlético esta temporada en el tiempo añadido en los 61 partidos con los que cierra la campaña.

Nadie ha jugado más que este equipo este curso; un ejercicio formidable de fútbol, goles, intensidad, fe, firmeza defensiva, solidaridad, trabajo colectivo y contragolpe en la historia del club y que termina con sólo siete derrotas en todos sus choques oficiales entre Liga, Copa del Rey, Liga de Campeones y Supercopa de España.

Un recorrido de nueve meses apenas sin pausa ni descanso, en el que sólo ha cedido frente a Real Madrid, en tres ocasiones, dos en la Copa del Rey y una anoche en el estadio de La Luz de Lisboa; Almería, Osasuna, Espanyol y Levante, en el que ha sumado 42 triunfos, doce empates, ha marcado 116 goles y ha recibido 45.

Diego Costa, cuyo músculo bíceps femoral le dejó fuera en los primeros nueve minutos del encuentro de este sábado, ha sido su máximo goleador, con 36 tantos, 27 de ellos en la Liga, ocho en la Liga de Campeones y uno en la Copa del Rey, seguido por Raúl García, con 17, David Villa (15), Arda Turan (9) y Diego Godín (8).

Jamás había marcado tantos goles en una temporada oficial el conjunto rojiblanco, Thibaut Courtois ha sido el portero menos goleado de la Liga por segunda campaña seguida y los elogios han sido continuos de entrenadores y jugadores rivales por una temporada de incalculable mérito, como un campeón de otra década en la Liga.

El Atlético, que ha completado la mejor campaña en puntos y victorias en la Liga de su historia, ha sido el único equipo en los últimos diez años capaz de superar a la vez a Barcelona y Real Madrid en el podio del campeonato. Sólo cedió la Supercopa con dos empates, fue semifinalista de Copa del Rey y finalista europeo.

"Estén orgullosos de la extraordinaria temporada que hizo el Atlético de Madrid. No hay tiempo ni se merece ni un segundo (la derrota en la final de la Liga de Campeones). Se nos escapó algo muy bonito, pero cuando uno da todo no hay por qué quejarse. A curar las heridas, estar todos juntos y el año que viene seguir molestando y compitiendo", transmitió Simeone a la afición en el momento más amargo de un curso para la historia rojiblanca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon