Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El noviembre negro del Cholo Simeone

SPORTYOU SPORTYOU 23/11/2016 Miguel Gutiérrez
La sangría del Cholo: quince puntos perdidos © Getty Images La sangría del Cholo: quince puntos perdidos

Cholo Simeone está volviendo a comprobar la volatilidad del fútbol. Y más aún, del elogio en el fútbol. El 2 de octubre, tras ganar 0-2 en Valencia, el Atlético de Madrid se colocaba líder de Primera División. Exactamente un mes después, el 2 de noviembre, selló su pase a octavos de final de la Champions League con dos partidos de adelanto, en un grupo que comparte con el Bayern de Múnich. La prensa se deshizo en elogios hacia un equipo que, a su conocida rocosidad, base de sus numerosos éxitos recientes, había unido un nuevo registro, más alegre y generoso con el espectador. Koke volvía a lucir, Carrasco deslumbraba y Griezmann marcaba los goles que hiciera falta, incluido uno en el descuento ante el Rostov. Si el Atlético ya dominaba incluso las victorias en el minuto 93, poco más se le podía pedir.

No ha acabado noviembre y el cambio de piel del Atlético, tan festejado hace apenas tres semanas, se ha transformado en debate. El equipo ya no lidera la Liga, sino que ha caído hasta la sexta posición después de perder en campo del Sevilla (1-0), en el de la Real Sociedad (2-0) y en casa ante el Real Madrid (0-3). La metamorfosis cholista se mira ya con otros ojos, a la luz de los malos resultados y en el discurso rojiblanco, tan monolítico estos años, aparece alguna fisura inesperada: "Quizá ahora somos más frágiles defendiendo", opinó el capitán, Gabi, sobre la nueva posición de Koke, más centrada; "Hay que volver a ser un equipo contundente atrás y trabajar todos para lo mismo”. Algo a lo que Simeone tenía algo que añadir este martes, en la rueda de prensa previa al partido contra el PSV Eindhoven: "Jugando con Gabi y Koke, el equipo ha tenido muy buenos partidos con el Bayern Múnich, con el Barcelona y con rivales muy fuertes, y hemos sufrido en alguna situación. El partido de la Real Sociedad, hasta el penalti, estaba bien llevado. Y los episodios condicionan y potencian todas las polémicas que pueden salir a partir de esa puesta en escena de jugadores".

Tras la derrota en el derbi, Simeone admitió que debe "buscar soluciones", pero también invitó a "tomar las cosas con tranquilidad". El Cholo atraviesa probablemente los momentos de mayor dificultad desde su llegada al banquillo del Manzanares, en la Navidad de 2011: "Nosotros jugamos desde hace cinco años a ganar. Y con las armas que ponemos y pondremos de cara a todos los partidos que tendremos por delante, a mí me importa solo ganar. Después, todo el tipo de conversaciones [sobre el estilo] es parte del juego, de la polémica de las situaciones, cuando un equipo gana se habla bien y cuando pierde se habla mal. A mí me pagan para que el equipo gane y lo único que me importa es eso".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon