Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El oficio de Italia puede con el talento belga

SPORTYOU SPORTYOU 13/06/2016
© REUTERS/Kai Pfaffenbach Livepic

Italia ha sacado los tres puntos en su debut en esta Euro 2016, gracias a su victoria por 2-0 frente a Bélgica. Desde el primer momento, Italia tuvo mucho más claro cual era su plan de partido. Conte planteó un sistema de cinco defensas, con muchos jugadores por detrás de la línea de la pelota, y gracias a eso logró maniatar a una Bélgica que no conseguía apenas ofrecer soluciones ofensivas. La defensa habitual de la Juventus de Turín, compuesta por Buffon, Bonucci, Barzagli y Chiellini estuvo muy contundente en la protección de su área, y Bélgica se estrello una y otra vez contra el muro italiano. 

La única solución de Bélgica fueron remates de media distancia. Ni Hazard ni DeBruyne encontraban socios para desbordar a su rival, y Nainggolan en dos ocasiones y Witsel en otra, probaron desde la larga distancia, aunque no lograron inquietar a Buffon. Tampoco Italia daba la sensación de poder dañar la defensa belga -le faltaba velocidad para hacer profundo ese plan de repliegue- pero en una brillante acción entre Bonucci -que puso un balón de oro- y Giaccherini -que atacó el espacio y definió de maravilla- lograron poner en ventaja a Italia. Era el minuto 31 y con ese marcador, el encuentro se fue al descanso.

En el arranque de segunda parte, Bélgica tomó la decisión de presionar más arriba, y eso provocó que el partido entrase en una dinámica de ida y vuelta que no debió de gustar demasiado a AntonioConte. En el minuto 52, RomeluLukaku tuvo la mejor ocasión para el combinado belga. Fue una situación de contragolpe en la que el delantero del Everton quedó mano a mano con Buffon, pero la echó fuera por muy poco. Después Italia pudo ampliar la ventaja a través de un remate de Pellè, pero Courtois sacó una buena mano y a partir de entonces, Italia volvió a su plan inicial.

El combinado de Conte dio un paso atrás, y Wilmots decidió meter a Mertens por Nainggolan, lo que cambió la dinámica del encuentro. Hazard comenzó a jugar por dentro, y Bélgica a ser mucho más incisiva. Tampoco encontró remates francos de forma constante, pero sí que comenzó a jugar más arriba, y por tanto a intimidar algo más a Buffon. Origi tuvo una buena ocasión, pero Italia sentenció el encuentro en un contragolpe, gracias a un tanto de GrazianoPellè que pondría el 2-0 definitivo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon