Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El primer gran desafío del año aspira a lograr un nuevo récord

AS AS 31/05/2014 Josep Margalef

El 20 de abril de 2010 el IMOCA Open 60 ‘Estrella Damm’ de los españoles Pepe Ribes y Alex Pella, junto al estadounidense Stan Schreyer, establecía un nuevo récord transatlántico al cubrir la distancia entre Nueva York y Barcelona con 12 días, 6 horas, 3 minutos y 48 segundos. Mañana domingo, cinco monocascos y diez navegantes, cuatro españoles, intentarán batir ese récord, pero también lograr una victoria de prestigio en la náutica mundial.

La salida se dará frente a North Cove en Manhattan Sur a las 12:00 hora local (18:00 hora española). Tras realizar un recorrido entre boyas de 4 millas (8 Km.) los competidores tomarán rumbo Este, dejarán la Estatua de la Libertad por estribor (a su derecha) para salir al Atlántico por la desembocadura del río Hudson y empezar un recorrido de 3.720 millas náuticas (6.900 Km.).

Los IMOCA Open 60 son monocascos de 18,30 metros de eslora y para este evento contarán con dos patrones a bordo y un tripulante de comunicación (que no puede participar en ninguna acción del barco, limitándose sólo a labores de envío de notas de prensa, fotos y vídeo).

Las dos embarcaciones españolas de esta edición son el 'Gaes' con la barcelonesa Anna Corbella y el gerundense Gerard Marín y el 'Neutrogena' , con el barcelonés Guillermo Altadill y el chileno José Muñoz, primer regatista de su país que participa en una regata de la clase IMOCA.

Los otros tres aspirantes son el británico 'Hugo Boss', con el alicantino Pepe Ribes y el estadounidense Ryan Breymaier; el francés 'Safran', con Marc Guillemot y Morgan Lagravière y el húngaro 'Spirit of Hungary' (HUN) con Nandor Fa y Marcell Goszleth.

Los tripulantes de comunicación confirmados son: el vigués Enrique Cameselle (Gaes) y el estadounidense-español Andy Soriano (Neutrogena). Los barcos que no lleven ese tripulante, llevarán un lastre del peso promedio en cada uno.

Uno de los favoritos es el alicantino Pepe Ribes es, a sus 42 años, uno de los navegantes oceánicos españoles de más prestigio, con cuatro Volvo Ocean Race en su haber. Logró el actual récord en 2010 y navegará junto al estadounidense Ryan Breymaier – relevo del inglés Alex Thomson que a última hora debió renunciar ante su inminente paternidad-. Compiten en el último ‘Hugo Boss’, el ‘ex-Virbac-Paprec 3’, con el que el francés Jean-Pierre Dick venció en la última Barcelona World Race.

LOS IMOCA PNE 60 ENTRENAN CON MANHATTAN AL FONDO © THIERRY MARTINEZ LOS IMOCA PNE 60 ENTRENAN CON MANHATTAN AL FONDO

Su rival directo será Guillermo Altadill de 51 años. Es el navegante transoceánico español más experimentado, con nueve vueltas al mundo en su currículum. Está a bordo del 'Neutrogena' con el chileno José Muñoz, quien navegó en Class40 alrededor del mundo a dos en 2008/09. Competirán en el diseño de Farr de 2007 (ex 'Estrella Damm') con el que Alex Thomson logró el tercer puesto en la última Vendée Globe y el propio Altadill fue segundo en la Transat Jacques Vabre 2011.

El patrón más veterano de la regata es Marc Guillemot, a bordo del 'Safran'. El equipo está en plena transición, ya que Guillemot, de 54 años, pasa el testigo a Morgan Lagravière, de 27. El dúo navegará en un diseño de VPLP-Verdier de la generación de 2007, mientras su nuevo barco se está construyendo en Bretaña.

El equipo que representa Barcelona será el de Anna Corbella, de 37 años, y Gerard Marín, de 32. Corbella vuelve a la competición con el 'GAES' que ya patrocinó su participación en la pasada Barcelona World Race. Marín navegó en la misma regata a bordo del 'Fòrum Marítim Català'.

El húngaro Nandor Fa, de 50 años es toda una leyenda de la vela de su país y de los navegantes solitarios. Navegará con su compatriota Marcell Goszleth a bordo del 'Spirit of Hungary', un nuevo IMOCA Open 60 botado en abril de este año y que será el único barco de última generación en la regata.

El barco magyar finalizará esta tarde su travesía desde Bari (Italia) hasta Nueva York. Ambos regatistas han señalado que estarán a punto, algo cansados, para la salida de mañana domingo

El cambio climático está afectando a la prueba y la organización, para evitar riesgos a los competidores, ha establecido una puerta de seguridad del hielo (por los numerosos ‘icebergs’ que descienden del ártico) en latitud 40º Norte, a 800 Km. al Suroeste de Terranova que y se extenderá desde la longitud 51º Oeste a 41º Oeste con una anchura de 400 kilómetros, que los barcos no podrán sobrepasar y que se extiende unos 1.800 kilómetros hacia el Norte.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon