Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PSV Eindhoven de Cocu, una amenaza para el Atlético

SPORTYOU SPORTYOU 23/02/2016 David de la Peña
Phillip Cocu y el PSV Eindhoven, versión Champions © Getty Images Phillip Cocu y el PSV Eindhoven, versión Champions

Los comienzos de Phillip Cocu en el banquillo del PSV Eindhoven no fueron los más esperanzadores, como deja claro el cuarto puesto del equipo en la 2013/2014, la temporada en que debutó como primer entrenador. Desde 2008, cuando colgó las botas, mostró su intención de continuar ligado al fútbol y comenzó su preparación como asistente en las categorías inferiores del PSV. Un lustro de aprendizaje, tanto en el propio club de Eindhoven como en la selección nacional de los Países Bajos, hasta que la salida de Dick Advocaat le abrió las puertas como entrenador principal del PSV. Cocu se topó con un contexto en el que el Ajax de Frank de Boer dominaba la Eredivisie, con tres títulos consecutivos. Aquel primer curso fue muy complicado para el ex jugador del Barcelona. Un cuarto puesto, con el Ajax nuevamente campeón, y viendo cómo plantillas a priori inferiores -Feyenoord y Twente- le superaban también en la tabla.

Todo cambió la temporada siguiente. El PSV ganó el título y dejó al segundo clasificado, el Ajax, a 17 puntos, nada menos. El propio Cocu achacó su mala primera temporada a las numerosas ventas de piezas importantísimas como Mertens, Strootman o Lens­, y agradeció la confianza de la directiva para reconstruir el equipo. Las llegadas de Guardado y Luuk de Jong y la explosión definitiva de Wijnaldum y Memphis Depay resultaron ser pilares básicos en la excelente 2014/15 del PSV. La temporada pasada el equipo recuperó el trono de la Eredivisie y lo hizo, fundamentalmente, controlando una de las premisas básicas de la competición: ser efectivo en el plano ofensivo. El PSV marcó 92 goles en liga ­por los 69 del Ajax, y aunque en algunos momentos, con ­Guardado como mediocentro­, el PSV era excesivamente enérgico y poco equilibrado, era realmente efectivo con la puerta contraria. Algo que le sirvió en el campeonato local, pero que le obligaba a evolucionar de cara a mejorar en competición europea.

Y eso ha sido justo lo que ha ofrecido el PSV de Cocu esta temporada, lo que le ha permitido acceder, por primera vez desde 2007, a los octavos de final de la Liga de Campeones. Los de Eindhoven han superado un grupo en el que habían quedado emparejados con Wolfsburgo, CSKA de Moscú y Manchester United. El doble enfrentamiento ante los diablos rojos dejó claro que Cocu había conseguido dar un paso adelante en cuanto a sistema, siendo capaz de adaptarse a un rival de mucho más nivel individual. Una transformación necesaria para poder competir en el primerísimo nivel, con marcas individuales en medio campo y un planteamiento mucho más relacionado con ceder el balón y atacar con pocos toques, que con dominar territorialmente, algo muy presente con su día a día en la Eredivisie. Cocu ha demostrado tener conceptos “clásicos” de la escuela holandesa, pero también que su estilo como futbolista ­-un centrocampista muy polivalente y versátil­- ha sido bien trasladado a su periplo como entrenador, sabiendo adaptarse a otro tipo de exigencias.

El PSV contra el Atlético de Madrid

Ahí estará la principal oportunidad de un PSV que en cuanto a calidad de plantilla, está realmente lejos del Atlético de Madrid. En ese sentido, el conjunto rojiblanco probablemente tenga que enfrentarse a un rival que enfoque su planteamiento a reducir espacios y ceder el balón en muchas fases del encuentro, condición de favorito que, en cierto modo, será novedad para los colchoneros a estas alturas de la competición.

Cierto que Simeone ha trabajado este tipo de escenario en el día a día liguero, con un Griezmann mucho más completo a la hora de aportar alternativas en este contexto, o con nombres como Ángel Correa, Óliver Torres o Koke para encontrar más agilidad e imaginación en espacios reducidos. El Atleti deberá ofrecer soluciones en ese sentido, y tener claro un plan para controlar las rápidas transiciones que pueden ejecutar los Narsingh, Pereiro o Locadia. Sobre el papel, muy favorito el conjunto madrileño, aunque es cierto que Cocu ha conseguido en esta Champions que esa imagen que tenía el PSV de equipo alegre pero muy poco sólido se haya borrado parcialmente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon