Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Real Madrid canta las 40 sudando

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU hace 5 días
El Real Madrid canta las 40 sudando © Getty Images El Real Madrid canta las 40 sudando

El Real Madrid sudó de lo lindo para alcanzar los cuartos de final de la Copa del Rey. Empató a tres frente Sevilla en un partido muy bueno de los locales y casi remontado por los madridistas en un final de vértigo, 'made in Real Madrid'.

Debió irse el Sevilla con un resultado más holgado al descanso. El tanto de Danilo en propia puerta fue un botín escaso para el extraordinario partido de los jugadores de Sampaoli. Muchos pensaban que la eliminatoria estaba más que decidida por el tres a cero de la ida, pero el Sevilla diseñó el plan habitual a aplicar cuando se busca una remontada. Salir derrapando desde el pitido inicial, con la intención de crear dudas en el rival.

Dicho y hecho. A los cinco minutos, el Sevilla había puesto a Casilla a prueba en dos ocasiones y había ejecutado dos saques de esquina. Un guión barnizado con la adrenalina extra de la grada. El Madrid hizo todo lo contrario. Salió contemplativo y se dejó avasallar por un rival que asumió muchos riesgos en defensa. Fue incapaz de serenar el juego y de montar un contragolpe letal que hubiese puesto fin a la rebelión.

Al contrario. Se vio superado por el caos y por primera vez se vio a los jugadores blancos discutiendo sobre el césped como consecuencia de distintos desajustes. Zidane casi se queda afónico desde la zona técnica intentando poner un poco de orden en medio del barullo. El Sevilla tuvo las ocasiones, pero perdonó y con esa sensación se marchó a coger algo de aire durante el receso.

No movió ficha Zidane, mientras que Sampaoli tuvo que meter a Jovetic a un minuto del descanso por la lesión de Correa. El Sevilla no cambió su intención y en un contragolpe encontró el mazazo en una galopada de setenta metros de Asensio. Pese al golpe no se amilanó el Sevilla y siguió peleando hasta que encontró el segundo tanto, obra de Jovetic y el tercero, de Iborra. Se abrió de nuevo la eliminatoria a quince minutos del final, pero Kranevitter cometió el penalti de la desesperación y Ramos hizo el tanto de la tranquilidad definitiva. Luego vino el lío, porque Sergio hizo un feo gesto a los Biris, los ultras del Sevilla, y se disculpó con el resto del campo.

Como no, el Madrid empató en el minuto 93 con un gol de Benzema, después de un par de rebotes para que su equipo firme los 40 partidos consecutivos sin perder.

Sevilla, 3; Real Madrid, 3

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon