Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Real Madrid se divierte en la verbena

SPORTYOU SPORTYOU 18/10/2016

© AP Photo/Francisco Seco

El equipo de Zidane golea a un débil Legia (5-1) en un partido deslucido de los blancos

El Real Madrid se afianza en el primer puesto del grupo al sumar tres nuevos puntos y golear al Legia Varsovia (5-1) en un partido que no pasará a la historia por su escasa calidad y carrusel de errores.

Lo decía Varane en la previa: "Queremos seguir con la misma intensidad". Caso omiso. Por un oído me entra y por otro me sale... Los jugadores del Real Madrid se perdieron esa lección que también apadrinó Zidane ante la prensa o incurrieron en dejación de funciones. Es admisible que un equipo del potencial del Madrid le cueste motivarse cuando tiene delante a un rival tan flojo como es el Legia aunque se trate de la Champions League, pero de ahí a convertir el choque en una especie de 'Corazón Classic' de verano hay una gran diferencia. Buena culpa de esto la tiene Zidane con la alineación que presentó, dejando en el banquillo a jugadores que necesitan minutos y que aprovechan estos choques para meter presión al técnico y a los compañeros.

Más en MSN: Los memes de la jornada de Champions League

Los memes de la jornada de Champions League Los memes de la jornada de Champions League

Nunca peligró el triunfo del equipo de Zidane pero si que desprendió esa sensación de vulnerabilidad que alimenta las dudas en el espectador pensando qué pasaría si en lugar de los polacos estuviese sobre el césped un Bayern, Manchester City... La respuesta es sencilla porque la motivación es distinta. El Madrid se empeñó desde el primer momento en convertir el partido en una verbena y lo consiguió.

Ni presionó ni junto las líneas y dejó unos espacios inadmisibles para el contrario. Era tan evidente la falta de tensión que el Legia llegó con demasiada facilidad hasta los dominios de Keylor Navas- Lo hizo en tres ocasiones antes del minuto diez y en una de ellas estrelló el balón contra el palo. No hubo gol pero se vislumbró la fiesta. Todos para arriba, todos para abajo. Y ahí encontró Bale el primer gol con un zapatazo cruzado. Buen tanto. Y un espejismo pese a que el Madrid hizo el segundo  cuatro minutos más tarde con un gol del defensa Jodlowicec en propia puerta.

Con dos cero parecía encarrilado el partido pero Danilo cometió un penalti infantil y el Legia se metió de nuevo en el partido. Un tropezón que sólo sirvió para embarullar el juego más de lo que ya estaba. Bajó el nivel pero no se frenó el caudal de goles porque Asensio hizo el tercero mientras el tiovivo seguía sin control. En la segunda parte, el Madrid siguió caminando y Zidane decidió mover el banquillo. Metió a Lucas Vázquez y  a Morata y así encontró el cuarto y el quinto gol para cerrar una goleada más.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon