Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Sargento de hierro, mejor entrenador NBA

Marca Marca 23/04/2014 marca.com

Gregg Popovich fue elegido mejor entrenador de la temporada 2013-2014 después de conseguir que los San Antonio Spurs tuviesen la mejor marca de la NBA: 62 victorias y 20 derrotas.

Los de San Antonio han sido el único equipo capaz de lograr más de 30 victorias en casa y otras tantas en sus partidos de visitante. A esta cifra de victorias que les da la ventaja de campo para todos los playoffs y les convierte en el rival a batir se une la manera de ganar.

Popovich, premiado © Popovich, premiado Popovich, premiado

Los de Popovich son el equipo con mejor diferencia en las victorias con un promedio de 7,8 puntos de renta. Los de Texas han promediado 105,4 puntos por encuentro recibiendo sólo 97,6 tantos.

Por décimo quinta vez consecutiva los Spurs logran más de 50 victorias con Pop. En esta ocasión además, los de San Antonio lograron una racha de 19 encuentros seguidos. Tras el técnico de los Spurs, los otros más votados fueron Jeff Hornacek de los Suns y Tom Thibodeau de Chicago.

Popovich gana el premio por tercera vez y dejó claro el camino para lograrlo: "La manera en la que perdimos la final de 2013 no fue normal, fue demoledora. Nos decidimos a afrontarlo de manera positiva al comenzar la temporada. Mirar hacia adelante. En nuestra vida tenemos cosas más importantes que ganar o perder partidos y esa fue la perspectiva que tuvimos. Nuestro equipo mostró mucha madurez para hacer las cosas y estoy muy orgulloso", concluía el técnico.

El entrenador de los Spurs también quiso destacar el apoyo de sus jugadores: "Tenemos la suerte de que estos chicos no se preocupan de las estadísticas y sólo piensan en ganar partidos. Todos podrían tener mejores números pero se sacrifican por el equipo", sentenciaba.

También quiso aprovechar el momento en el que igualaba a Pat Riley y Don Nelson con tres galardones para ser él mismo y mostrar su lado más tosco: "Los trofeos estos los guardo en el capó de mi coche... Ahora tengo tres de estos para el capó", respondía irónico y con contundencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon