Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Sevilla gana su séptimo título en ocho años

Marca Marca 14/05/2014 marca.com

El Sevilla, para el que no lo sepa o recuerde, estuvo 58 años sin ganar un título hasta que levantó su primera Copa de la UEFA en Eindhoven, el 10 de mayo de 2006. El último había sido la Copa del Generalísimo de 1948 frente al Celta. Es entendible pues que todos los nervionenses presentes en el Philips Stadion de la ciudad holandesa soltasen alguna lágrima por todos aquellos que se habían quedado por el camino sin poder celebrar un nuevo éxito, y encima europeo.

Lo que no podían imaginar, y eso es tan cierto como que el sol brillará este jueves sobre la capital andaluza, es que tras esa Copa de la UEFA vendrían otros seis títulos en un corto periodo de ocho años.

El primero de ellos fue la Supercopa de Europa, ganado brillantemente tras derrotar al Barcelona (3-0) en Mónaco. Aquello era poco menos que el éxtasis para la hinchada rojiblanca, pero la fiesta sólo había comenzado...

Tres Europa League, dos Copas, una Supercopa de Europa y otra de España © Tres Europa League, dos Copas, una Supercopa de Europa y otra de España Tres Europa League, dos Copas, una Supercopa de Europa y otra de España

Un año después llegaría una nueva Copa de la UEFA (en los penaltis frente al Espanyol), una Copa del Rey (en el Bernabéu frente al Getafe) y la Supercopa de España ante el Madrid con goleada incluida en el coliseo de Chamartin (3-5).

Hubo que esperar a 2010 para celebrar un nuevo título. Fue la quinta Copa del Rey de la entidad, ganada en el Camp Nou frente al Atlético de Madrid y en clara inferioridad numérica en la grada, igual que este miércoles en Turín.

Así que esta Europa League es el séptimo título desde la goleada al Boro en Eindhoven (4-0). Una cosecha que nadie se habría atrevido a aventurar tras aquel sonado éxito.

En agosto, irá a por el octavo, porque el Sevilla disputará de nuevo la Supercopa de Europa frente al ganador de la Liga de Campeones, en un duelo español en el que partirá como víctima propiciatoria.

Una etiqueta que no le molesta en absoluto, porque si algo ha demostrado el club andaluz en los últimos años es que no juega finales, las gana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon