Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El silencio de Coentrao

SPORTYOU SPORTYOU 15/10/2016 Julián Ávila
El silencio de Coentrao © Getty Images El silencio de Coentrao

Fabio Coentrao no ha entrado en la convocatoria para el partido frente al Betis de este sábado. ¿Descarte de Zidane? ¿Lesión? Como casi siempre, todo lo que rodea al internacional portugués, la sospecha es que no se cuida, no actúa como un profesional fuera de las canchas y suceden este tipo de cosas.

El silencio es el mejor aliado de Fabio Coentrao. Lo ha conseguido de sus compañeros de vestuario y hasta del propio club, e incluso un reducido sector de la prensa. Al Real Madrid no le interesa que haya ruido alrededor de un fichaje que ha sido ruinoso. ¿Qué le sucede a Coentrao? Sencillamente que no está en condiciones para saltar a un terreno de juego. Hace unas semanas, Zidane se lo llevó a Dortmund con motivo del partido de la Liga de Campeones antes el Borussia. Se celebró el regreso del lateral (arrancó la pretemporada lesionado, un problema que ya traía de su cesión al Mónaco), habida cuenta de que Marcelo había sufrido un percance ante el Villarreal y estaría tres semanas de baja.

El regreso fue fugaz. Para el siguiente encuentro, ante el Eibar, Coentrao no apareció por ningún sitio. Era baja. ¿Parte médico? No hubo. Ni hay. Sería admitir que el lateral ha recaído de la vieja lesión o que se le ha forzado a reaparecer o simplemente que la cabra tira al monte. Entre bromas, en el club hacen chistes aludiendo a que se lesionó sentado en el banquillo del Iduna park.

Muy pocos, por no decir nadie, echaron en falta a Coentrao ante el Eibar. Jugó Danilo en el costado izquierdo mientras el portugués seguía el partido desde la grada. Sin embargo, la realidad no puede ocultarse por mucho tiempo. Sin ir más lejos, este viernes, los periodistas podían comprobar in situ durante el entrenamiento que Coentrao estaba entrenándose al margen del equipo junto a James Rodríguez, otro de los lesionados. Blanco y en botella.

Preocupante es que el club tape su estado. Es un profesional acogido a un buen sueldo, pero más lamentable es que después de un parón de dos semanas siga lesionado, con molestias o desorientado. Su inmunidad responde al cariño que le tienen compañeros como Pepe y Cristiano Ronaldo. Sobre todo este último. Es uno de sus mejores amigos y ese estatus le ha permitido a Coentrao pasar en más de una ocasión las líneas rojas del código interno.

Una mirada hacia otro lado del club que contrasta con la entrega de jugadores como Nacho, Morata, Mariano, Kovacic o Lucas Vázquez. Para los habituales suplentes no es sencillo mantener la intensidad en los entrenamientos y la cabeza fría en los momentos delicados, además de no abandonarse con comportamiento impropios de un futbolista de elite. En el Madrid, todos saben cómo se las gasta Coentrao. Y callan o miran al techo. Su bula sigue vigente pero en el club cada vez están más hartos de su comportamiento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon