Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El silencio de los canteranos

SPORTYOU SPORTYOU 20/10/2016 Julián Ávila
El silencio de los canteranos © Getty Images El silencio de los canteranos

La alineación de la BBC, o lo que es lo mismo Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo, frente al modesto Legia Varsovia derivó en un debate en los distintos programas deportivos sobre la falta de tacto del entrenador del Real Madrid con jugadores como Morata y Lucas Vázquez, que atraviesan por un momento de forma envidiable mientras los 'galácticos' siguen buscando su golpe de pedal bueno.

Zidane tiene toda la legitimidad para hacer el once inicial. Es el entrenador. Es el jefe. Nadie duda que maneja toda la información, la que se filtra al exterior y la que permanece en el más absoluto anonimato. Sin embargo, hay detalles que llaman poderosamente la atención. Desde hace un tiempo, y esto no solo hay que achacárselo a Zidane, los jugadores con ADN de la cantera son elogiados públicamente pero, cuando llega el momento de confeccionar el equipo de salida, casi siempre se van al banquillo.

Futbolistas como Granero, Joselu, Negredo, Soldado, Miguel Torres, Mosquera, Juanfran, José Rodríguez, Filipe Luis, Mata, Javi García, Borja Mayoral, Adán, Diego López... fueron víctimas, de una o otra manera, de la política 'de mejor un extranjero que un canterano'. Ahí están las hemerotecas. Últimamente ser canterano en el Real Madrid no es una virtud. Más bien todo lo contrario. Muchos de los chavales criados en la antigua Ciudad Deportiva de la Castellana o en Valdebebas han tenido que hacer las maletas, triunfar en otro equipo y regresar previo pago de un buen puñado de euros.

ADN madridista

Ahora mismo, en la primera plantilla del Real Madrid hay cinco jugadores con ADN de La Fábrica, sin contar a Casemiro o Mariano. Son Kiko Casilla, Carvajal, Nacho, Lucas Vázquez y Morata. Un quinteto que, salvo excepciones, ha ido desapareciendo del once titular pese a encontrarse en mejor condición física que otros compañeros con más caché. Los casos más sangrantes están en la línea de arriba, donde Morata y Lucas Vázquez siguen sin recibir el trato en forma de minutos que merecen de su entrenador. Se ha visto en los últimos partidos: la BBC, todavía muy lejos de su mejor versión, sigue sumando apariciones en el once inicial y después salen los refuerzos desde el banquillo para meter más intensidad al juego del Madrid. Esto fue lo que sucedió ante el Legia Varsovia cuando muchos esperaban que estuviesen el equipo titular.

Con Kiko Casilla el trato también ha dejado un sabor rancio en su salida del equipo. Fue titular desde el inicio de la temporada porque Keylor Navas se operó este verano y fue 'limpiado' en el partido en teoría más complicado, ante el Borussia Dortmund en la Champions. Nada más se ha sabido hasta ahora del guardameta.

El caso de Nacho también es sangrante. El jugador se adapta a cualquier posición y siempre que sale rinde a un buen nivel. Su gran decepción llegó también en el partido ante los alemanes. Venía de ser titular, haciendo un buen trabajo ante Las Palmas en la lateral izquierdo por la lesión de Marcelo y frente al Borussia Zidane se decantó por Danilo. Esa no fue la peor noticia para el canterano porque tuvo que ocupar un lugar en la grada mientras que Coentrao, nadie sabe si recuperado o no, se sentó en el banquillo.

El último, Carvajal, ha gozado de más confianza del cuerpo técnico. Es de los futbolistas más utilizados por el cuerpo técnico pero todavía no tiene asignado el titulo honorífico de 'lateral indiscutible'. Curiosamente a a estos jugadores les une otro denominador común. Su silencio. Pese a ser víctimas de agravios comparativos han decidido que no es aconsejable levantar la voz y seguir trabajando. Con el paso del tiempo veremos si la herida que ahora tienen supurando sutura o aparece otra complicación. De momento no fruncen el ceño a la espera de otro partido. En el choque ante el Legia comprobaron la amargura de la suplencia y el buen sabor del gol.

MÁS EN MSN

-Messi, cazado de nuevo con arcadas

Toda la actualidad de la Champions League

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon