Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El sueño galés llega a cuartos de final

SPORTYOU SPORTYOU 25/06/2016 sportyou
El sueño galés llega a cuartos de final © Getty Images El sueño galés llega a cuartos de final

Gales ya se encuentra entre las ocho mejores selecciones del continente al ganar por la mínima a Irlanda del Norte tras el infortunio de McAuley, que marcó en su portería para desequilibrar un partido muy igualado en el que se vio muy poco juego ofensivo y que parecía condenado a decidirse en la prórroga o desde los once metros.

Los onces iniciales no depararon sorpresas y, esta vez sí, Lafferty fue titular en el once de O'Neill. Además, Vokes se confirmó como el delantero en el combinado galés.

La primera ocasión del encuentro fue para Irlanda del Norte en una contra bien dirigida que terminó Dallas con un disparo ajustado que desvió a saque de esquina Hennessey.

Bale tuvo sus primeras arrancadas por la banda derecha, aunque en esos minutos acudían varios jugadores a la ayuda y Gales no sumaba demasiadas unidades al ataque.

Pasado el cuarto de hora le anularon un gol a Ramsey por claro fuera de juego, cuando remató en área pequeña. En esos momentos Gales dominaba la posesión con mucha claridad, alternando combinación con algunos balones en largo que defendían los norirlandeses sin complicaciones.

Irlanda del Norte optaba por un juego mucho más directo y puso a prueba de nuevo al portero rival con un potente disparo de Ward.

De ahí al final de la primera parte el ritmo de juego fue muy bajo y las pocas llegadas al área se produjeron con centros laterales que no encontraron remate, por lo que el 0-0 no se movió del marcador.

Tras el descanso no se produjo ningún cambio e Irlanda del Norte dominó, de nuevo con juego directo aunque con muchos problemas para hacer daño en los últimos metros. Gales respondió con un cabezazo de Vokes que se marchó algo desviado. Acto seguido el delantero fue sustituido por Robson-Kanu.

La mejor ocasión hasta ese momento estuvo en las botas de Gareth Bale, que provocó una falta y la lanzó por encima de la barrera. Sin embargo, McGovern respondió bien y despejó el balón.

A falta de quince minutos para el final, cuando todo parecía encaminado a la prórroga, Bale sirvió un peligroso centro al área pequeña que McAuley introdujo en su portería cuando intentaba evitar el remate de Robson-Kanu.

En los últimos instantes O'Neill dio entrada a Magennis, otro delantero, pero no logró ni siquiera una oportunidad para empatar el encuentro. Además, con esa sustitución el mediático Will Grigg se quedaba sin debutar en la Eurocopa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon