Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'Tiburón' ajusta cuentas en los 200 mariposa

SPORTYOU SPORTYOU 10/08/2016
El 'Tiburón' ajusta cuentas en los 200 mariposa © Getty Images El 'Tiburón' ajusta cuentas en los 200 mariposa

Michael Phelps es el más grande de la piscina. Se ha colgado ya 20 medallas de oro a sus 31 años, una cifra inalcanzable para otro ser humano. El americano aumentó su leyenda en los Juegos de Río al proclamarse campeón en su distancia y especialidad preferidad, los 200 metros mariposa, y, de paso, sacarse la espina de los Juegos de Londres, donde fue batido por el surafricano Le Clos.

La carrera de los Juegos no defraudó. Phelps estaba herido y lo demostró desde la pileta. Entró en contacto con el agua como un rayo e impuso un ritmo infernal. En el primer cincuenta, solo otro de los míticos, Cseh, tocó antes. En el segundo largo aumentó la velocidad de sus movimientos y llegó al hito de los 100 en primera posición, seguido por Cseh y Le Clos. El 'Tiburon de Baltimore' aceleró de nuevo y sacó más ventaja a sus rivales en el último viraje por delante de Le Clos y del japonés Sakai.

Los últimos cincuenta metros arrancaban con una clara ventaja de Phelps sobre sus rivales. Parecía imposible que nadie le diese alcance, pero hubo emoción porque acusó el esfuerzo del trepidante ritmo en los tres largos anteriores. Con Le Clos y Cseh casi hundidos en la prueba, Phelps solo tuvo que ocuparse del arreón final de Sakai, que fue plata, y del joven húngaro Kenderesi, bronce.

La imagen de un desafiante Phelps subido en una corchea con la piscina ya vacía de rivales solo puede interpretarse como 'el rey ha vuelto, viva el rey'.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon