Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El tiqui-taca es un estilo innegociable

AS AS 13/06/2014 Javier G. Matallanas

El estilo de España es innegociable. La Selección afronta su defensa del título de campeona del mundo con el mismo modelo que le ha dado el éxito saliendo ganadora de los últimos tres grandes torneos. Xavi lo dejó muy claro ayer en la rueda de prensa con su mensaje, una especie de ‘moriremos con las botas puestas’. Con las dudas del Barça sobre su modelo, eligiendo a un entrenador que no era Made in La Masía, le llegó la sequía de títulos. La Roja quiere seguir ganando con el tiqui-taca, la fórmula que le ha llevado a ser el mejor equipo del mundo en el siglo XXI.

España intentará el asalto a su segunda estrella de campeón a través del tiqui-taca. Tan grande es la apuesta de Del Bosque, que ha sacrificado a un extremo puro de la lista de 23, su toque personal en todas las listas. Si la cosa no funciona se criticará el inmovilismo táctico, pero sí existen matices tácticos como el que da la mera presencia de Diego Costa como recurso. Para cimentar el tiqui-taca, España necesita la batuta y el cerebro de Von Karajan Xavi, la pericia en el toque de Silva, el eslalon a ritmo de valls de Iniesta, el versátil Cesc y la frescura de Mata. Todo asentado en el equilibrio de Alonso y/o Busquets. Y para finalizar el tiqui sigue ahí David Villa y llega enorme Fernando Torres. Hoy comienza otro sueño.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon