Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Tottenham se deja dos puntos en su visita a Anfield

SPORTYOU SPORTYOU 02/04/2016 sportyou
El Tottenham se deja dos puntos en su visita a Anfield © Getty Images El Tottenham se deja dos puntos en su visita a Anfield

Liverpool y Tottenham han empatado (1-1) en partido de la 32ª jornada de la Premier League. El pinchazo del conjunto londinense abre la opción de que el Leicester City pueda poner en 7 puntos la ventaja con el segundo clasificado, en caso de ganar el partido que disputará el domingo ante el Southampton.

Una de las cuestiones clave para que el Tottenham se haya plantado en el tramo final de temporada con opciones de ganar la Premier League es un convencimiento tremendo en su plan de juego. Hoy ha sido un buen día para comprobarlo, puesto que la salida por abajo que ha propuesto Mauricio Pochettino durante toda la temporada no ha cambiado a pesar de que enfrente se encontraba el equipo que mejor y con más agresividad presiona en toda la liga inglesa.

Eso supuso que durante la primera mitad el equipo londinense perdiera algunas pelotas cerca de su área que comprometieron a un Lloris que respondió de maravilla. El Liverpool robó varios balones peligrosos que el meta francés acabó dejando en nada. A través de los toques de espaldas de Kane encontró alguna salida, pero fueron bastante esporádicas.

En el arranque del segundo tiempo esas mejores sensaciones que había dejado el equipo dirigido por Jürgen Klopp se transformaron en ventaja en el marcador. Coutinho culminó una excelente jugada personal con un remate angulado que significó el 1-0 parcial. Fue un momento complicado para el Tottenham, que sin embargo demostró una gran capacidad de reacción.

El tramo final fue de dominio visitante, y en una de las acometidas sobre la portería de Mignolet apareció Harry Kane, el hombre del partido, para hacer una jugada de crack que puso las tablas en el luminoso. El internacional inglés recibió en la esquina del área, amagó con su cuerpo y a la media vuelta puso el esférico pegado al palo, imparable para el cancerbero.

Lo siguió intentando el Tottenham, que tuvo alguna buena ocasión, como una falta de Eriksen que se marchó cerca del palo o un disparo de Dembelé que sacó Mignolet. Al final, un empate que deja a los Spurs muy pendientes de lo que haga el Leicester para poder seguir soñando con el título de liga.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon