Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El tren que pasa una vez en la vida

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 30/05/2014 Miguel Rico

Quedan apenas quince días para el inicio del Mundial, pero más de tres meses para el cierre del mercado. Dos fechas que, por distintos intereses, marcan el día a día de futbolistas, agentes y directores deportivos. Hay jugadores que quieren, exigen, aclarar su futuro antes de la Copa del Mundo y otros que frenan a sus agentes porque prefieren aprovechar ese escaparate para exhibir su calidad.

El caso que nos ocupa es de los primeros y tal y como están las negociaciones es muy, muy posible que Claudio Bravo sea jugador del Barça cuando el 13 de junio debute en Cuiabá defendiendo la portería de Chile ante Australia.

Cristian Ogalde, el agente del jugador, ya está en Barcelona con el contrato de Bravo pactado y sólo pendiente del desenlace de las negociaciones con la Real Sociedad, que, por su parte, tiene asumido que llegará a un acuerdo con el Barcelona. La cuestión que retrasa el desenlace es, naturalmente, económica porque, además del dinero, podría entrar en la operación algún jugador. Se habla de Oier, portero que su día trajo al Barça Unzué, y también existe la opción de ver en Anoeta a Cristian Tello, un futbolista que, dicho sea de paso, ya sabe que si hay una buena oferta, el Barça le venderá, le cambiará o le cederá en función de sus necesidades. Sin embargo, a día de hoy, hay que decir que Josep Maria Orobitg no tiene noticias del interés prioritario de la Real y el Barcelona tampoco le ha informado de una oferta donostiarra.

A partir de aquí, ni hablar de pagar 30 millones de cláusula. Ni tampoco la mitad. El Barça sabe que la Real se comprometió a dejar salir a Bravo si recibía una oferta de este nivel y Bravo sabe que Zubizarreta, sucesivamente, ha ido descartando a Reina, Willy Caballero y Keylor Navas para jugar la baza del chileno como pareja de Ter Stegen. Vamos, que Bravo es consciente que el tren del Barça, si pasa, pasa una vez en la vida y, por supuesto, quiere subirse cuanto antes. No dejará que se le escape

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon