Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Valencia empieza a hartarse del Barça

Marca Marca 24/08/2016 Darío Puig
Paco Alcácer, en un entrenamiento del Valencia durante la pretemporada. © Marca Paco Alcácer, en un entrenamiento del Valencia durante la pretemporada.

El Barcelona espera por Paco Alcácer. Y está dispuesto a apurar. Encima de la mesa están esos 30 millones de euros para tratar de seducir al Valencia... y Peter Lim, pero el club de Mestalla insiste en que Paco Alcácer va a seguir vistiendo la camiseta blanquinegra. Cada momento que pasa el Valencia se va cerrando más con respecto a este asunto.

La entidad valencianista no quiere atender a los arreones que el Barça trata de lanzar para que la operación pase del rojo al verde y de momento, pese a la insistencia, no cede. Su postura se está tornando cada vez más enrocada. Pako Ayestarán ya hacía referencia a este asunto cuando se le cuestionaba al respecto. Alcácer había sido titular ante Las Palmas. Jugó los 90 minutos y tuvo ocasiones, pero no anduvo fino como en otros encuentros. Se le veía con el gesto serio.

Una vez acabado el choque el técnico del Valencia era muy claro con respecto a esta situación. Le tranquiliza, relativamente eso sí, que el club haya salido con fuerza a negar cualquier forma de salida del delantero valenciano. Y cuando se le cuestionó de nuevo ante la posibilidad de que Alcácer pueda abandonar la disciplina blanquinegra, lanzó el mensaje público del club al respecto que es el mismo que le han trasladado a él en persona e incluso también al propio futbolista. "La presidenta dijo que no se vendía. Me lo creo", fueron sus palabras.

El delantero de 22 años lo está pasando mal. Es una situación nueva para él y ha ido asimilándola a lo largo de estos días. De hecho, se le ve siempre con un rostro serio y tratando de no aparecer por ninguna parte.

Le pasó hace cuatro días en el acto de la ofrenda donde se puso en la última fila para la hacerse la foto de familia cuando otros años era la referencia de la expedición y participaba activamente del acto en sí. Prefiere estar alejado del ruido. Porque en Valencia hay mucha presión en torno al futbolista después de que se desvelara que el Barça tenía muy avanzado su fichaje tras la cena entre Bartomeu y el propio Lim hace 10 días.

El Valencia intenta transmitirle la mayor calma posible. Según la entidad se está tratando de arropar al futbolista en estos momentos.

Encajar las piezas

El Barcelona confía en que el puzzle que se tiene que confeccionar todavía en el tramo final de mercado pueda dar con el pase de Alcácer, pero no es una situación ni mucho menos sencilla. La presidenta Lay Hoon y el director deportivo Jesús García Pitarch defienden a ultranza que Alcácer es intransferible. Se aferran a esa idea, pero está por ver si a última hora entra en juego Peter Lim. De todos modos, el Valencia trata de dar salida a Alves, Abdennour, Santos, Robert y Orban para que no haga falta sacar a más.

MÁS EN MSN

-El plan de Villar para ser presidente de la UEFA

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon