Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Valencia respira, el Deportivo se venga y Osasuna se estrena

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 21/12/2016 sportyou
El Valencia respira, el Deportivo se venga y Osasuna se estrena © Getty Images El Valencia respira, el Deportivo se venga y Osasuna se estrena

El Valencia se impuso por 2-1 al Leganés en la vuelta de dieciseisavos de la Copa del Rey, en un duelo que ya tenían bastante avanzado gracias al 1-3 de la ida. La caótica situación que atraviesan los de Cesare Prandelli hacía necesaria una balsámica victoria en Mestalla, y a punto estuvieron de tener un susto.

Pese al dominio valencianista, el Leganés llegó al minuto 88' con un 1-1 que no les valía de mucho más que de resistir en un campo muy complicado. El 'run run' en la grada se acabó cuando Carlos Soler, un canterano que salió desde el banquillo, con una gran conducción se plantaba ante Herrerín para dispararle a bocajarro. El cancerbero bloqueó como pudo, y el rechace llegó a las botas de Rodrigo, que no falló para poner el 2-1. Pasar de ronda a octavos era algo obligado para los valencianistas, pero hacerlo con una victoria sabe algo mejor.

Deportivo y Osasuna se dan una alegría

Los otros dos partidos de las 21:00h acabaron con victorias locales. El Deportivo tuvo en Luisinho a su héroe, que se vengó a lo grande de su viejo 'enemigo' y entrenador, Víctor Sánchez del Amo. El técnico del Betis vio cómo el portugués no sólo hacía en ese momento el 2-0 con un zapatazo imparable para Dani Giménez, sino también porque fue el líder de un equipo en el que Babel, que salvo sorpresa se irá al Besiktas en unos días, confirmó el 3-1 final.

Osasuna calmó sus males en Liga con una gran victoria por 2-0 frente a un Granada que no supo sostener la renta del partido de ida. La primera victoria de Joaquín Caparrós en el banquillo rojillo se la dieron Berenguer, en un balón dividido frente al portero, y Jaime Romero, desde la frontal del área. Oier no estuvo nada afortunado en ninguno de los dos tantos.

MÁS EN MSN

Jesé acepta irse a Las Palmas

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon