Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Valencia se juega a una carta su pase a semifinales ante pujante Cajasol

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 01/06/2014 EFE

Valencia, 1 jun (EFE).- El Valencia Basket se jugará mañana a una sola carta su clasificación para las semifinales de la Liga Endesa, en el tercer encuentro de la eliminatoria de cuartos de final, ante un pujante Cajasol, que con su victoria del pasado sábado le ha devuelto al equipo valenciano toda la presión.

Siguiendo el guión de las dos últimas temporadas, tras firmar amplias victorias en el primer encuentro de la serie en la Fonteta, el Valencia se ha visto sorprendido en el segundo y deberá jugarse su pase a 'cara o cruz'.

Hace dos temporadas le salió bien ante el Lagun Aro y la pasada fue eliminado ante el CAI Zaragoza. En ambos casos, el encuentro fue en su propio pabellón, que le puede servir de impulso en el tramo inicial pero que también puede ser una presión extra si el encuentro se complica.

Hasta ahora, los dos partidos de la serie se han desarrollado siguiendo un guión parecido, con primeras partes bastante igualadas y uno de los equipos, el Valencia en el primer choque y el Cajasol en el segundo, abriendo brecha en el tercer cuarto.

Dado su mayor potencial, en ese segundo encuentro, el conjunto de Velimir Perasovic logró empatar el choque en el tramo final tras perder por 15 puntos, pero pese a su inexperiencia el Cajasol tuvo la entereza para volver a situarse por delante, un dato que debe servir de advertencia al Valencia para el encuentro de mañana.

El técnico croata dio un toque de atención tras ese partido a todo el equipo pero especialmente a jugadores como Oliver Lafayette, Serhiy Lishchuk y Bojan Dubljevic, que dijo que no habían jugado al nivel que pueden hacerlo.

Además de recuperar su propia versión más competitiva, el Valencia, que ha controlado bastante bien a Tomas Satoransky en los dos partidos, deberá lograr frenar al ala-pívot Marcus Landry, que con 26 puntos en 30 minutos fue el jugador que sostuvo la anotación del equipo sevillano.

Más allá de la decepción por la derrota en el pabellón San Pablo, el Valencia afronta este partido tras haber salido muy airoso de este tipo de situaciones esta misma temporada en su difícil camino por la Eurocopa.

Además, haber conquistado este trofeo le asegura estar en la Euroliga la próxima campaña, por lo que pese a tener la presión de ser favorito, no tiene la de tener que ganarse una plaza para el torneo europeo.

En cualquier caso, dado que este verano se va a reestructurar el sistema de entrada en esa máxima competición, el club valenciano debe acumular méritos y volver a caer en cuartos de final no sería una buena carta de presentación.

1010146

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon