Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Valencia viaja obligado a ganar para soñar con la gesta de la remontada

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 09/06/2014 EFE

Valencia, 9 jun (EFE).- El Valencia Basket visitará mañana al Barcelona en el tercer partido de las semifinales de la Liga ACB obligado a lograr la victoria para no quedar eliminado y mantener viva su única opción de ser finalista que pasa por ganar los tres próximos choques.

Las dos derrotas sufridas en los dos primeros encuentros de la serie disputados en la Fuente de San Luis han puesto al equipo valenciano en una situación límite en la que ya no tienen margen de error para seguir con opciones de disputar la que sería su segunda final ACB.

El equipo valenciano tiene ante sí un reto que nadie ha logrado pues ningún equipo en la historia de la competición que haya perdido como local los dos primeros partidos de una semifinal ha superado la ronda. Ni siquiera han sido capaces de forzar un quinto partido.

La diferencia entre los dos encuentros ya disputados estriba en que mientras en el primero el Valencia fue incapaz de aguantar el ritmo del equipo catalán en la segunda parte y se vino abajo, en el segundo duelo supo jugar sus cartas.

Gracias a ello fue capaz de llevar el choque a un final a cara o cruz en el que un rebote y un gancho de Ante Tomic a falta de dos segundos dio el triunfo a los visitantes.

Para tratar de dar la sorpresa en el Palau Blaugrana, el equipo de Velimir Perasovic contará con las mismas armas que en ese segundo choque pues mantendrá las bajas de Bojan Dubljevic y de Pablo Aguilar, lo que deja muy mermado su juego bajo los aros.

El técnico croata sólo podrá contar con tres interiores para este encuentro, Justin Doellman, Serhiy Lishchuk y Juanjo Triguero, por lo que seguramente volverá a utilizar en algún momento a Vladimir Lucic o a Romain Sato como 'falsos cuatros', una necesidad de la que su rival sacó partido en el choque del sábado.

Controlar el rebote en su canasta le dio la opción al Valencia de estar en el partido hasta el final y no hacerlo en el último minuto fue lo que le privó de la victoria, por lo que se intuye que volverá a ser un aspecto clave en el encuentro de mañana.

La gran baza del Valencia deberá estar en su línea exterior en la que tiene una rotación que pese al cansancio es suficientemente amplia como para hacer daño a su rival.

A las dificultades que arrastra el conjunto valenciano por su situación física se unen las que el club ha tenido en los últimos años para ganar en la pista del Barcelona, en la que sólo ha vencido en una de sus últimas doce visitas.

1010146

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon