Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El viaje de Ricky para mutar a tirador

Marca Marca 08/06/2014 marca.com

Ricky Rubio no para ni en vacaciones. Mientras los Timberwolves ultiman los detalles para ofrecerle un contratazo por cinco años que rondará los 10 kilos anuales, el base de El Masnou se marcha a Los Ángeles con dos objetivos: mejorar su tiro y convencer a Kevin Love para que se quede con él en Minnesota y no se vaya.

El ÑBA, que ha sido uno de los artistas invitados al Adidas Eurocamp y votado para el Quinteto Defensivo del Año en la NBA, está más que preparado para "un verano importante", según le ha contado a Steve Kyler, de Basketball Insiders. El verano pasado fue clave para recuperarse de su rodilla y ahora quiere centrarse en otras facetas de su juego.

El tiro es una obsesión para Ricky, que este año ha mostrado una evidente mejora con portentosas actuaciones anotadoras. El base, intransferible para el dueño de los Wolves, comenta a Kyler que puede anotar lanzamientos sin problemas en los entrenamientos y en sesiones de tiro pero es consciente de que ha de mejorar sus prestaciones y efectividad "en los partidos".

Con este fin se desplaza a Los Ángeles donde trabajará con un entrenador personal como ya hicieran en el pasado dos compañeros suyos en la selección española como son José Manuel Calderón y Sergio Rodríguez. El resultado, en ambos casos, ha sido brutal y se han convertido en una amenaza para las defensas rivales.

"Este va a ser uno de los veranos más importantes de mi vida mejorando mi juego. En los entrenamientos puedo anotar, pero el ritmo no es comparable al de un partido. Voy a trabajar en soltar más rápido el balón", cuenta.

El base ÑBA de los Wolves pone rumbo a L.A. © El base ÑBA de los Wolves pone rumbo a L.A. El base ÑBA de los Wolves pone rumbo a L.A.

Ricky, con un elogiado estilo altruista de juego pensando en el colectivo, lo tiene claro: puede romper las defensas y o bien acabar en bandeja o abrir a un compañero libre para un tiro abierto, pero si no es una amenaza desde el tiro lejano, el base rival le flotará y cerrará espacios.

"Me ha dicho Ricky que se va a Los Ángeles para trabajar y llamará a Love para instarle a que se quede en los Wolves", comentaba desde Italia Scott Howard-Cooper, de NBA.com.

Ricky quiere que Love se quede. Han creado una sociedad perfecta en la cancha y su buena relación ha traspasado el terreno de juego. Pero el base es consciente de que la estrella de los Wolves puede hacer las maletas este verano en un traspaso. El último rumor situaba a Love en Chicago a cambio de Taj Gibson y el emergente Jimmy Butler. El base "entiende" que al final la NBA es un "negocio", según escribe Kyler tras hablar con Rubio.

"Como jugador quieres jugar con los mejores y Kevin es uno de los mejores", dice Ricky.

Pase lo que pase con Love, con quien sí se reencontrará Ricky en Minnesota será con Flip Saunders, que se ha autonombrado entrenador de los Wolves y compaginará el banquillo con los despachos de la franquicia. Una decisión que "sorprendió" al base, según le explicó a Kyler.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon