Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Villarreal, hundido

SPORTYOU SPORTYOU 23/08/2016 sportyou
El Villarreal, hundido © Getty Images El Villarreal, hundido

El Villarreal tendrá que conformarse con disputar la Europa League después de un mal partido en Mónaco que terminó 1-0 con un gol de Fabinho en el 90. El equipo no dio la sensación de tener capacidad para buscar la remontada, sin intensidad alguna, con pocas variantes desde el banquillo y con problemas tanto colectivos como individuales.

El equipo castellonense intentó tener posesiones largas en campo rival pero el trabajo defensivo del Mónaco, con una alta intensidad, lo impedía. No fue hasta que el equipo de Escribá robó en campo contrario cuando llegaron los primeros acercamientos con peligro. Primero con un pase filtrado de Trigueros y luego con un intento de volea de Castillejo que no pudo dirigir a puerta.

Aún así, el equipo francés se encontraba cómodo en el campo, con un ritmo lento y un rival que no se daba un pase al frente en busca de la remontada. Además, tuvieron la mejor ocasión de la primera parte con un remate de Lemar que pasó entre las piernas de Asenjo, aunque el portero pudo frenar el balón sobre la línea.

La oportunidad más clara del Villarreal fue para Borré, que se plantó ante Subasic y definió por el centro. El portero croata repelió la ocasión  y luego Jemerson despejó a saque de esquina.

Luego el colegiado pudo señalar el penalti de Raggi, que golpeó el balón con la mano mientras caía al suelo. Sin embargo, interpretó involuntariedad.

En la segunda parte el 'Submarino' tuvo la pelota de nuevo aunque faltó profundidad con movimientos de los delanteros, incorporaciones de los laterales y pases que rompiesen líneas.

Además, la falta de recambios de categoría en el banquillo, Escribá no realizó sustituciones hasta el tramo final. La primera sustitución fue para dar entrada a Jaume Costa en lugar de José Ángel, es decir, cambio natural en el lateral zurdo. Jardim, por su parte, dio entrada a Moutinho para aumentar el control en la medular.

Ni siquiera en el tramo final intentó el Villarreal un asedio a base de corazón, balones colgados o individualidades. La sensación de fue de incapacidad y falta de fuerza para buscar la remontada.

Cuando se cumplía el 90, el Mónaco marcó el único tanto del encuentro, de penalti y convertido por Fabinho. El colegiado había señalado una mano inexistente de Musacchio aunque las opciones de dar la vuelta a la eliminatoria ya eran remotas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon