Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Villarreal se juega las vacaciones ante el Rayo

AS AS 10/05/2014 Alfredo Matilla

Quien afronte este partido como un aperitivo o una simple distracción antes del trepidante domingo liguero que nos espera estará cometiendo un grave error. En El Madrigal no hay título que celebrar ni descenso que compadecer, pero hay en juego más de lo que parece. El Villarreal, ya clasificado para la Europa League con el puntito del Pizjuán, aún aspira a superar a la Real en el sexto puesto. Un rival que tiene a cinco puntos. Distancia que no es inalcanzable teniendo en cuenta que el equipo de Arrasate juega en San Mamés esta jornada y que se medirá al Submarino en siete días. Evitar una ronda previa en Europa en pleno verano está en juego. El sexto compite a mediados de agosto. El séptimo, a principios de mes. Lo del Rayo no es tan trascendente. Es undécimo y pasea una matrícula de honor. Pero quien no conozca a Jémez que no corra y ya verá: cambio inmediato y a duchar.

Las pizarras. Marcelino deberá olvidarse de Óliver por un pubis preocupante y volverá a tirar de la magia de Gio y los goles de Uche (11) con Perbet en la enfermería. Moi puede que siente a Aquino, deprimido y sin Mundial tras conocer ayer la lista del seleccionador mexicano. Enfrente, Borja López suple a Zé Castro y Nacho se mantiene en la defensa pese al regreso de galeras de Rat. El resto de héroes seguirá en el once para convencerse de que la derrota ante el Athletic fue una pájara sin más. Villarreal y Rayo prometen ataque y buen gusto. Como siempre. Así han sido las revelaciones en un campeonato que les mantiene en puestos de lujo a pesar de su inconformismo. El Madrigal, ya con un gracioso menos, hoy puede volver a disfrutar.

Roig se reunió con las peñas

Fernando Roig, presidente del Villarreal, se reunió ayer con una representación de los sectores de animación y peñas de El Madrigal con una idea clara: “Quiero un estadio sin crispación ni agresividad y que se dedique sólo a animar al equipo. El club está en contra de todo tipo de manifestación racista, insultos y demás. Si éstas continuaran se tomarían medidas más drásticas”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon